Secciones

Cambio Climático Consejos para mejorar la calidad del aire

Con simples cambios se puede mejorar la calidad del aire y así poner un granito de arena en la creación de espacios menos contaminados

La calidad del aire nos afecta a todos los seres vivos del planeta. Es por eso importante contribuir en el mantenimiento de un aire libre de contaminantes. Cada persona debe tome consciencia e intentar, en la medida de lo posible, mejorar la calidad del aire que le rodea.

¿Cómo? Os dejamos unos consejos para contribuir en la creación de un aire menos contaminado.

VÍDEO: ¿CÓMO PODEMOS MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE?

Trucos para mejorar la calidad del aire

1. Investigar sobre el impacto de las emisiones de CO2:  Busca información sobre la importancia de un aire limpio y las consecuencias de una mala calidad del aire. Infórmate de la calidad del aire en tu localidad. Desde aquí puedes consultar en tiempo real la calidad del aire de tu ciudad. 

2. Desplazamientos: Siempre que sea posible evita viajar en un vehículo privado. Opta siempre que puedas por el transporte limpio, utiliza la bicicleta o camina, si las distancias lo permiten. En caso de recorrer largos trayectos decídete por el transporte público.

Si es necesario que utilices el coche intenta compartirlo siempre que sea posible, con compañeros de trabajo o vecinos. Por último, realiza siempre un buen mantenimiento de tu coche para que contamine lo menos posible.

consejos calidad del aire- transporte público

3. Aumentar la eficiencia energética de la limpieza: Con simples cambios en el día a día se puede mejorar la eficiencia de la limpieza.  Aunque solemos usar productos químicos, es posible desinfectar tu hogar con productos más naturales, decántate por los productos ecológicos.

Pon la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos y usa programas de agua fría, cuando sea posible. No planches prendas sueltas, intenta que cuando enciendas la plancha haya una cantidad suficiente de ropa acumulada.

tender ropa calidad del aire

4. Adquirir aparatos eficientes energéticamente. Al ir a comprar electrodomésticos fíjate que tengan el etiquetado de eficiencia energética. Lo mismo ocurre con las bombillas, es mejor siempre optar por aquellas que son de bajo consumo.  Por último, no instales aparatos de aire acondicionado al sol y mantén limpios los filtros y depósitos.

5. Utilizar los electrodomésticos con consciencia sostenible: Es recomendable poner una temperatura óptima en los aparatos de refrigeración. El aire acondicionado debe oscilar entre los 24-25º C y, en el caso de la calefacción entre los 19-21ºC.

6. Realizar una dieta sostenible: Pasar a una alimentación que de prioridad a los vegetales frente a los animales y, consumir productos de entornos geográficos más cercanos.

Según los expertos, entre un 35 y 40% del CO2 que afecta al cambio climático procede de la producción y el consumo alimentario.

vegetales-alimentacion-calidad-del-aire

7. Consumir energía renovable: Puedes instalar en casa un sistema de autoconsumo. Y, si estás pensando en comprarte un coche, decídete por uno eléctrico.

Si el problema de los coches eléctricos es el precio, espera unos años y, mientras tanto, ¡utiliza el transporte público!

8. Convertirse en un consumidor sostenible: La principal regla para convertirse en un consumidor sostenible es asumir las tres erres: reducción (minimizar el consumo de productos), reutilización (aprovecharlos más de una vez) y reciclaje (depositarlos en el contenedor adecuado).

reciclaje calidad del aire