Secciones

Actualidad La triste imagen del final del verano en las playas: basura y mucho plástico

Tras las vacaciones, en muchos puntos del litoral español se acumulan basuras y plásticos como consecuencia de las fiestas, los festivales y la llegada masiva de turistas

La llegada del mes de septiembre marca el fin del periodo estival para gran parte de la población, que vuelve a su rutina. Un retorno que deja en muchas ocasiones una imagen deplorable con kilos y kilos de basura y plástico en playas y zonas costeras.

Es lo que llamamos «basuraleza», un movimiento creado para alertar sobre los efectos negativos del abandono de basuras en la naturaleza (littering). SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes propuso esta palabra «inventada» en el diccionario, pero que es una gran llamada de atención para concienciar por medio de este concepto.

basuras-playas-verano

En 2020 la alerta saltaba en las playas gaditanas de Tarifa durante los últimos días del mes de agosto, cuando se acumularon tantos residuos de todo tipo generados por los turistas y veraneantes que Verdemar-Ecologistas en Acción lo denunció a través de un comunicado.

“La basura es arrastrada mar adentro por el oleaje, lo que ocasiona severos problemas ambientales y daños en la fauna y flora marina. Además, hay que incluir que uno de los principales problemas de tirar la basura al océano y a las playas, es que los animales la confunden con alimento, lo que les provoca intoxicación, asfixia, hasta la muerte”, advirtieron desde la entidad ecologista.

Además, la llegada masiva de turistas también obliga a incrementar los servicios de limpieza por el aumento de los residuos. Por ejemplo, solo durante el mes de julio de 2020 en las playas de la ciudad de Valencia se recogieron más de 83 toneladas de basuras, una cantidad diez veces superior a la que se acumula en temporada baja.

https://twitter.com/AjuntamentVLC/status/1164936248336760832

Residuos en la costa este verano 2021

Pero no solo la llegada de turistas causa un aumento de los residuos. Las verbenas, las fiestas patronales u otros festejos que se celebran con mayor frecuencia durante el verano en las zonas de costa también dejan restos y rastros de basuras en playas.

En concreto, los populares festivales de música que dominan los municipios turísticos en muchos puntos del litoral dejan toneladas de desechos de botellas, cristales, plásticos y latas.

Un 96% de los españoles ha encontrado alguna vez basura en las playas del país

Del mismo modo, las reuniones en torno a los conciertos, días grandes y verbenas en varios los pueblos y ciudades de costa, dejan grandes acumulaciones de basura, como el caso de municipios como Malpica, en la Galicia, o los residuos tras las fiestas en Barcelona, entre muchos otros.

En este sentido, un estudio del proyecto LIBERA, una iniciativa de SEO/BirdLife y de Ecoembes, asegura que un 96% de los españoles ha encontrado alguna vez basura en las playas del país.

Son muchos los usuarios en redes sociales quienes han denunciado el estado de limpieza de muchos puntos costeros durante los últimos días del verano.

Muchas de las imágenes de basura llegan de la costa del Mar Menor, cuyos residuos en la arena se suman a la crisis ambiental que sufren sus aguas en los últimos años.

Batidas de limpieza contra la «basuraleza» en la playa

Por ello, cientos de colectivos, administraciones, entidades y diversas organizaciones ponen en marcha cada verano decenas de iniciativas para concienciar a la población sobre las basuras en las playas y realizan batidas de limpieza u otras acciones.

Entre las más populares destacan las recogidas de colillas en playas y entornos naturales, la retirada de residuos por parte de buzos y bañistas o la organización de grupos vecinales para recoger los desechos, especialmente los plásticos y microplásticos.

Todas ellas, unas iniciativas que cada año van a más y que se realizan con mayor frecuencia y en muchos más puntos del país como muestra del incremento de la concienciación medioambiental y en favor de la sostenibilidad por parte de cada vez un sector más amplio de la población.

  • Para que están las multas?

    Responder
  • La gente es una cerda, que no le importa nada, porque cree que habrá alguien detrás recogiendo su mierda sin pensar en el gasto económico y en el impacto medioambiental. Lo que yo haría sería NO recoger absolutamente nada. Arrastrarlo a la arena seca, fuera de la corriente acuática, para que no se contamine el agua, y poner un cartel gigante en la entrada advirtiendo básicamente de que si son unos guarros, tendrán que tomar el sol entre basura. Y pondría un dispensador de bolsas de basura para que cada uno recoja la mierda de los demás. Solo así se podrá concienciar a la gente.

    Responder