Secciones

Actualidad 5 plantas venenosas a tener en cuenta este verano en España

En España existen muchas especies de plantas venenosas y tóxicas en entornos urbanos y naturales

Durante el verano, debido al aumento de las horas de luz, las vacaciones y al tiempo de ocio, muchas personas pasan más tiempo al aire libre y pasean por parques y jardines o enclaves naturales como bosques, playas o sendas. Unos entornos en los que podemos encontrarnos con algunas plantas tóxicas o venenosas en España.

En un principio no existe mayor riesgo ya que sus propiedades tóxicas sólo afectan a la salud en el caso de que las toquemos, las ingiramos o afecten a nuestro organismo de algún otro modo. Por ello, desde Eltiempo.es te ofrecemos un listado con cinco plantas venenosas a tener en cuenta este verano.

El estramonio

El estramonio (Datura stramonium) es una planta venenosa que se puede encontrar en muchos lugares de España ya que es común en las zonas templadas de la Tierra. En nuestro país puede crecer con suma facilidad en zonas rurales como barbechos, huertas poco cuidadas, graveras o en entornos agrícolas, incluso en áreas urbanas cuya tierra está “contaminada” con sus semillas.

Tiene unas hojas puntiagudas, un tallo resistente, flores blanquecinas y el fruto, que incluye las semillas negras, es una cápsula de forma ovalada recubierta de una especie espinas que florece de mayo a otoño, en función de las particularidades climáticas de cada región.

Esta planta es muy tóxica debido que contiene alcaloides, como la atropina, especialmente abundantes en sus semillas, que puede provocar, si se ingiere de algún modo, efectos alucinógenos, arritmias, convulsiones,etc…

El tejo

El tejo (Taxus baccata) es un árbol relacionado con la familia de las coníferas sumamente venenoso en todas sus partes. Debido a su adaptación al frío, y a su poca necesidad de riego, es un tipo de planta que se utiliza con relativa frecuencia en entornos urbanos de forma ornamental o para dividir las lindes de las urbanizaciones o las fincas y en cementerios. Está protegido en gran parte de España.

Es considerada una de las plantas más venenosas de España porque entre sus componentes se encuentra la taxina, un alcaloide que puede resultar mortal y que produce convulsiones, hipotensión y otros graves síntomas a quienes lo ingieren como vómitos, náuseas o intenso dolor abdominal.

Con respecto a su identificación el tejo es un árbol de crecimiento lento, que suele tener una copa en forma de piramidal, con ramas que crecen de forma horizontal, de hoja linear de color verde oscuro. Su fruto, que forma un arilo o baya de color rojo en torno a la semilla, es la única parte no tóxica del árbol.

El acónito

El acónito (Aconitum napellus) es una planta herbácea perenne de las más tóxicas de España. Aunque puede encontrarse de forma natural en diferentes entornos, especialmente en áreas montañosas como en el Pirineo, en muchas ocasiones se utiliza de forma ornamental en parques y jardines debido a sus espigados tallos y al intenso color azulado o violeta de sus flores.

Es muy importante saber reconocer esta planta ya que se considera por los expertos como una de las más tóxicas de Europa. Lo más peligroso es su ingestión aunque en ocasiones se han dado intoxicaciones leves por el contacto con la piel. Esto se produce por los alcaloides de esta planta, especialmente los localizados en las raíces, con efectos neurotóxicos y cardiotóxicos que pueden provocar la muerte.

La cicuta

La cicuta (Conium maculatum) es una planta herbácea muy venenosa que puede ser mortal. Es común que crezca en zonas ajardinadas, cuentas y bordes de caminos a lo largo de toda España. Posee un olor nauseabundo muy intenso cuando se parte, sus tallos son huecos llegando a medir entre uno y dos metros de altura, terminando en grupos de pequeñas flores blancas.

Al igual que plantas anteriores, la cicuta también tiene entre sus componentes alcaloides muy tóxicos que si se ingieren pueden provocar el colapso del sistema nervioso central u otros sistemas como el respiratorio y provocar la muerte.

La adelfa

La adelfa  (Nerium oleander) , conocida popularmente como el laurel rosa o baladre en el mediterráneo español es una planta muy tóxica que a pesar de las recomendaciones de las autoridades y expertos, muchas personas aún utilizan de forma ornamental en sus jardines debido a su llamativo colorido.

La intoxicación más habitual es por el consumo de sus flores aunque también puede darse por la inhalación del humo en la combustión de cualquiera de las partes de la adelfa. En muchas ocasiones sus hojas, se confunden con las hojas de eucalipto y pueden provocar una intoxicación cuando se ingieren en infusiones.

Los síntomas de esta intoxicación se resumen con problemas gastrointestinales, vómitos e incluso heces sanguinolentas. Además, si el proceso es muy grave, también puede provocar vértigos, disnea, convulsiones e incluso paradas cardíacas.

Otras plantas tóxicas

Además, la hiedra (Hedera helix) también es muy es muy que se utilice como planta ornamental en cientos de lugares. Sus frutos son unas bayas tóxicas para el ser humano debido a la hederina que provoca vómitos. No obstante, es una una planta que fructifica principalmente en primavera no en verano.