Secciones

¿Sabías que...? Plantas fluorescentes que podrían reemplazar a las lámparas

Científicos de Massachusetts han conseguido elaborar plantas fluorescentes añadiéndoles luciferasa

VÍDEO: ASÍ ‘LUCEN’ LAS PLANTAS FLUORESCENTES


Los ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts, MIT, han dado el primer paso para elaborar plantas fluorescentes. La idea es que la planta funcione como una lámpara pero sin que sea necesario enchufarla. La luz se genera por el metabolismo energético propio de la planta.

Para dar luminosidad a las plantas los investigadores crearon nanopartículas de luciferasa, luciferina y la coenzima A. La luciferasa es la enzima que hace que las luciérnagas produzcan luz. Ésta actúa sobre una molécula llamada luciferina, que la hace emitir luz. La coenzima A ayuda al proceso eliminando un subproducto de la reacción, que puede inhibir la actividad de la luciferasa.

Una vez creada la solución sumergieron las plantas en ella y por último las expusieron a altas presiones. El objetivo era que las partículas se introdujesen en las hojas de las plantas a través de los estomas.

plantas-nanobionicas fluorescentes_fe79b9f2_960x648

Al comienzo del proyecto consiguieron producir plantas fluorescentes durante 45 minutos. Ahora ya han conseguido que la plantas brillen 3 horas y media. El objetivo es diseñar plantas que, a través de las nanopartículas, puedan encargarse de muchas funciones que ahora realizan los dispositivos eléctricos. 

Han probado con todo tipo de hojas de ensalada, incluyendo rúcula, col rizada, espinaca y berro. Cuando la plántula, o planta madura, de este último mide 10 cm, es actualmente casi una milésima de la cantidad necesaria para leer. Los investigadores esperan aumentar la luz emitida, así como su duración. Buscan tratar la planta cuando es una plántula y que dure toda la vida de la planta.

plantas-fluorescentes

“Las plantas pueden autorrepararse, tienen su propia energía y ya están adaptadas al entorno exterior”, dice Strano, autor principal de la investigación.

Además, los ingenieros también han demostrado que pueden apagar la luz mediante la adición de nanopartículas que llevan un inhibidor de la luciferasa. Esto podría permitirles crear plantas que bloqueen su emisión de luz en respuesta a condiciones ambientales como la luz solar.

 

  • Lástima de otro proyecto que no verá la luz, y nunca mejor dicho. Demasiados intereses en juego y más cuando se trata de precisamente tener luz como quien dice gratis.

    Responder