Secciones

Cambio Climático Plantar millones de árboles para revertir el cambio climático

Científicos europeos proponen la plantación de árboles para reducir la concentración de dióxido de carbono y el cambio climático

Revertir el cambio climático antropogénico podría ser tan simple como plantar millones y millones de árboles. Para deshacernos de aproximadamente una cuarta parte del carbono almacenado en la atmósfera de la Tierra, un equipo de investigadores italianos, franceses y suizos sugieren que plantemos unos 500.000 millones de árboles en todo el Planeta.

Aunque la deforestación sigue creciendo en muchas zonas del planeta, un reciente estudio sugiere plantar miles de millones de árboles para eliminar el cambio climático.

El estudio, recientemente publicado en Science Magazine, sugiere que quizás la mejor solución para combatir la actual crisis climática sería aumentar la población de árboles, lo que reduciría drásticamente la concentración de productos derivados del carbono en la atmósfera. La superficie total de plantación sugerida por el grupo de científicos es de alrededor de 0.9 billones de hectáreas, una superficie equivalente a todo estados Unidos. 

Según el profesor Tom Crowther de la ETH-Zurich, autor principal del estudio, actuar ahora podría reducir el dióxido de carbono en la atmósfera hasta en un 25%. De conseguirlo, podríamos dar marcha atrás en el tiempo y volver a los valores de concentración observados hace aproximadamente un siglo.

Sería una eliminación gradual de combustibles fósiles, y para que el plan sea efectivo, necesitaríamos varias décadas.

Superficie total, incluidas las áreas boscosas actuales, que pueden soportar nuevos árboles. Crédito: ETH Zurich / Crowther Lab

Plantar hoy implicaría otros 50 a 100 años, antes de que los árboles puedan absorber de manera eficiente las 200.000 millones de toneladas métricas de carbono en la atmósfera.

Según el estudio, incluso limitando el aumento de la temperatura global a 1.5° C por encima de los niveles preindustriales, el plan de plantación de árboles podría reducir progresivamente el carbono, especialmente en regiones tropicales, lo que ayudaría a contener aún más el aumento global de las temperaturas.

El plan de plantación de árboles podría reducir progresivamente el carbono, especialmente en regiones tropicales

Es una solución climática que puede arrancar hoy mismo, es la menos costosa y todos los humanos del planeta podrían participar. Crowther también señala, que «es una solución al cambio climático que no requiere que el presidente Trump comience a creer de inmediato en el cambio climático, o que los científicos encuentren soluciones tecnológicas para extraer el dióxido de carbono de la atmósfera».

Pérdida de la cubierta de árboles tropicales. Fuente: World Resources Institute

Dónde plantar los árboles

El estudio se basa principalmente en el análisis de 80.000 imágenes de satélite de las regiones forestales protegidas del mundo para evaluar la cobertura de árboles en cada una de ellas.

Posteriormente aplican un software de cartografía de Google Earth Engine, con el fin de desarrollar un modelo de predicción de posibles áreas de crecimiento de árboles. Más de la mitad del potencial de reforestación mundial se llevaría a cabo en seis países: Rusia, Canadá, China, Brasil, Australia y Estados Unidos.

A pesar de ser un plan abre-ojos, países como Brasil avanzan en la actualidad en dirección opuesta, en materia de aumento de superficies forestales. La deforestación en esta región de América del Sur ha ido en aumento, y las imágenes de satélite más recientes muestran que cada minuto, se pierde selva amazónica equivalente a la superficie de un campo de fútbol.

Plantar 500.000 millones de árboles, podría reducir la concentración de dióxido de carbono un 25%

Con todas las batallas políticas que hay en marcha por el mundo relacionadas con la deforestación, hay una parte de la comunidad científica que no ve con buenos ojos  la propuesta optimista presentada por Crowther y su equipo.

Plantar árboles para absorber dos tercios del carbono antropogénico acumulado hasta la fecha suena demasiado bien para ser verdad.

El profesor Simon Lewis, del University College de Londres, afirma que la cantidad de carbono que el estudio dijo que los árboles absorberían era demasiado alta. Además, afirma que el estudio no habría tenido en cuenta, el carbono que ya se encontraba en el suelo antes de plantar los árboles o los cientos de años que tardarían los árboles en alcanzar su máximo potencial de almacenamiento.