Secciones

Actualidad Plagas de arañas nunca vistas por culpa de la humedad

Varias ciudades de Australia están sufriendo plagas de estos artrópodos debido a las condiciones ambientales de intenso calor y humedad

VÍDEO: ¿LA LLUVIA DE ARAÑAS EXISTE?

En las últimas semanas, miles de ejemplares de arañas han aparecido en el interior de muchas viviendas en Sydney y otros puntos de Australia. Muestra de estas plagas es el reciente video subido por una vecina en el que se pueden contabilizar decenas de estos artrópodos en una sola estancia.

La causa de este aumento de la población y de la observación por parte de los vecinos reside en los factores ambientales de calor y humedad. Por un lado, una primavera calurosa con altos niveles de humedad han creado las condiciones más propicias para la reproducción de estos artrópodos.

Las arañas a menudo buscan refugio en hogares cuando el calor y la humedad son demasiado intensos

Por otro, el intenso calor de las semanas del verano ha propiciado que un número muy elevado de arañas se refugien en los hogares de los vecinos para resguardarse de las altas temperaturas y en busca de alimento.

Condiciones propicias

En concreto, el posible responsable de este gran número de avistamientos de arañas en las casas de Sydney y otros puntos de Australia, y por lo tanto de las plagas de arañas, es un frente baja presión, con alta humedad y lluvias, después de un episodio de altas temperaturas.

“Las arañas menudo buscan refugio en hogares cuando el calor y la humedad son demasiado intensos, porque las casas proporcionan muchos rincones y grietas seguros donde las arañas pueden esconderse, y donde las hembras pueden poner sus huevo”, ha apuntado el experto Robert Raven, director de Biodiversidad Terrestre en Australia Museo de Queensland a los medios locales.

No son arañas agresivas en absoluto, dicen los expertos

Estas arañas, también denominadas Huntsman, arañas australianas o arañas cazadoras, pertenecen a la familia Sparassidae están muy extendidas por Oceanía y por otros lugares con climas tropicales y cálidos. Aunque en algunos casos pueden llegar hasta 30 centímetros por cada una de sus ocho patas, con hasta 10 centímetros cuerpo, lo más común es que sus dimensiones se sitúen entorno a los 10 o 15 centímetros por pata.

Plagas de arañas, en auge

Expertos en medios locales australianos han señalado que este tipo de arañas aumentan su población en el verano ya que los huevos se incuban en primavera. No obstante, debido a las condiciones tan favorables de este año, con intenso calor y humedad, algunas de estos artrópodos han realizado dos ciclos reproductivos, lo que ha incrementado el número de ejemplares en casas y ciudades.

“Estas arañas nunca correrán intencionalmente hacia ti porque son pequeñas y no muy venenosas. Pueden morderte, pero no te harán ningún daño. No son arañas agresivas en absoluto y generalmente permanecen en lo alto porque ahí es donde encuentran la comida que quieren comer», recalca la experta Lizzy Lowe, investigadora de la Universidad de la Universidad de Macquarie, en Australia.