¿Habrá muchas medusas este verano?

El incremento progresivo de la temperatura del mar aumentará la presencia de medusas en nuestras playas cada verano.

Pablo Ramos

Pablo Ramos

El incremento progresivo de la temperatura del mar aumentará la presencia de medusas en nuestras playas cada verano

VÍDEO RELACIONADO: LAS MEDUSAS MÁS FRECUENTES EN ESPAÑA

La presencia de medusas en las playas españolas es una de las preocupaciones más habituales de cara al verano. Pero, ¿cuáles son las previsiones de esta temporada en lo referido a las medusas en las costas del mar Mediterráneo y el océano Atlántico? 

Aunque aún es pronto para realizar un pronóstico exacto, la presencia de algunas medusas en varios puntos del país y las temperaturas suaves de este 2021 hacen prever un año similar a campañas anteriores e incluso con un mayor volumen de medusas

Habrá medusas como los años anteriores, pero es posible que haya más por la tendencia que está aumentando la temperatura del mar, algo así como una tropicalización del mar Mediterráneo y del Atlántico”, detalla a Eltiempo.es Josep María Gili Sardá, investigador del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC. 

medusa playa litorial

No obstante, hay que tener en cuenta que la presencia de medusas en el mar Mediterráneo y en otros puntos de las costas españolas son situaciones recurrentes que suceden con cierta frecuencia.  Eso sí, la presencia de medusas no se prolongará durante más de 2 o tres días consecutivos y entre 15 o 20 días durante el verano.

Tipos de medusas más frecuentes en las cosas españolas 

El ejemplo más claro de este aumento del la temperatura del agua del mar son las primeras llegadas importantes de medusas a nuestras playas, que se registran durante los últimos días de mayo y primeros días del mes de junio.

“Especies como la carabela portuguesa o la velella velella están llegando antes de lo previsto y en algunos puntos se ha adelantado como mínimo un mes este año. Eso sí, esto ha sucedido de manera puntual en distintas partes de España como en Galicia y en el País Vasco”, subraya Gili Sardá.

Factores como los vientos, la temperatura del mar y las actividad antropogénicas determinan en gran medida la presencia de medusas en las playas españolas.

Este adelantamiento debido a las temperaturas del agua más suaves puede propiciar que las medusas incrementen su ciclo de vida y que su presencia en las costas españolas sea más larga de lo habitual. “Está llegada adelantada cómo nos está pasando este año puede continúe porque al ser las condiciones favorables, sobre todo la temperatura del mar más estable y más caliente, estas especies tengan más de un ciclo de vida no solamente una y que tengamos como una segunda oleada a finales del mes de junio”, explica este experto. 

velella-velella-medusa

Del mismo modo, hay que tener en cuenta que otras especies, como la Pelagia noctiluca, una de las más frecuentes del Mediterráneo, llegan a las costas arrastradas por los vientos y las corrientes del mar.  ç

Las temperaturas del agua más suaves puede propiciar que las medusas incrementen su ciclo de vida y que su presencia en las costas españolas sea más larga de lo habitual

“La presencia más intensa de medusas va a ser en cualquier caso de dos o tres episodios de 2 a 4 días, no más. Es decir, sí tendremos medusas, pero de, pero no tiene por qué ser una situación persistente durante todo el verano, sería muy raro”, recalca el investigador del CSIC.

Factores que influyen en la mayor presencia de medusas

Los factores que determinan la presencia de medusas en un lugar principalmente son la temperatura del agua, las corrientes de viento y las marinas, el cambio climático que tropicaliza los mares, así como la actividad antropogénica. 

“La temperatura del agua regula el ciclo de vida de las medusas, pero el cambio climático tiene que ver también con lo que pase en la primavera y el invierno”, incide Gili Sardá. Por ejemplo, según sean estas estaciones se pueden arrastrar las aguas por las corrientes y por las precipitaciones que no han refrescado lo suficiente las aguas costeras. “Los años secos suelen ser años de medusas mientras que en los años húmedos son de menos medusas”, añade este experto. 

Por último, otro factor que determina la presencia de medusas es la cantidad de plancton disponible y la ausencia de depredadores. Es decir, en aguas en las que no hay peces que coman mucho plancton y no hay depredadores, es más probable que haya medusas. “La sociedad tiene gran parte de culpa de que cada año tengamos más medusas y de forma más frecuente y mayor cantidad”, concluye el investigador del CSIC.