Secciones

Actualidad ¿Pasa algo si la mascarilla se moja con la lluvia?

El uso de mascarilla requiere de un cuidado mantenimiento e higiene para que no pierda eficacia y proteja de manera adecuada ante el coronavirus

VÍDEO: PEQUEÑOS GESTOS QUE PUEDEN LIBRARTE DEL COVID-19

El uso masivo de la mascarilla ha pasado de ser una situación excepcional hace unos meses a una normalidad y obligatoriedad absoluta en todo el país. Es más, todos los expertos aseguran que la mascarilla junto con el distanciamiento social es una de las medidas más efectivas para evitar la propagación del coronavirus.

Hasta ahora, desde el levantamiento del estado de alarma, el uso de la mascarilla ha coincidido con el verano, el calor y el buen tiempo. Sin embargo, con la llegada del otoño y la época de más precipitaciones en muchos puntos del país, ¿qué le ocurre a la mascarilla si se moja con la lluvia?

mascarilla-lluvia-humedad

Según apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS) una mascarilla húmeda puede contaminarse con mayor facilidad y actuar como una posible fuente de infección. De hecho, un estudio publicado en la revista British Medical Journal asegura que la retención de humedad en las mascarillas puede aumentar el riesgo de infección.

Por ello, si se moja por la lluvia o por la respiración, se recomienda que se reemplace ya que pierde su eficacia protectora. 

La mascarilla se debe “desechar cuando esté húmeda y se ha de evitar reutilizar las mascarillas de un solo

Es más, la humedad, especialmente la producida por la propia respiración, “facilita que se acumulen bacterias y virus en la mascarilla por lo que se deben reutilizar mascarillas de un solo uso, ni más tiempo del recomendado”, apuntan los expertos de la Universidad Politécnica de Valencia

Mantenimiento de la mascarilla reutilizable

Así, si la mascarilla es de un solo uso, una vez humedecida debe tirarse a la basura de forma correcta. Mientras que si es una reutilizable hay que seguir el procedimiento de limpieza e higienización pautado por el fabricante, así como dejarla secar perfectamente antes de volver a usarla. De este modo, se garantiza la eliminación de posibles patógenos y se puede volver a colocar de forma segura. 

Tal y como detalla un informe técnico de Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, señala que por ejemplo, “las mascarillas de tela comunes protegerían menos que las mascarillas quirúrgicas e incluso podrían aumentar el riesgo de infección si no se hiciera un uso adecuado, como consecuencia de la humedad que pueden conservar, la difusión de líquidos y la retención del virus”. 

mascarilla-calor-sudor-verano

Hay que recordar que, por cuestiones de comodidad e higiene, los expertos aconsejan que el uso de la mascarilla no supere las cuatro horas y que siempre debe ser sustituida cuando se humedece, sea cual sea el origen de la humedad. 

En este sentido, tal y como explican desde el Ministerio de Sanidad  la mascarilla se debe “desechar cuando esté húmeda y se ha de evitar reutilizar las mascarillas de un solo” como las mascarillas quirúrgicas ya que estas solo se han de usar una única vez. 

En el caso de tener que quitarse la mascarilla por la humedad o porque se ha mojado por la lluvia, se recomienda tener acceso a una segunda mascarilla o llevar una de repuesto para sustituirla lo antes posible. Además, en el caso de que sea reutilizable se debe almacenar en un recipiente o bolsa de papel limpios, colocándola de manera que no se contamine la parte interior que va a estar en contacto con la cara.