Secciones

Cambio Climático Pagar por los envases para llevar y adiós a pajitas y cubiertos de plásticos: así será la nueva Ley de Residuos

Este martes 2 de junio se aprueba el anteproyecto de la nueva Ley de Residuos para reducir el consumo de plásticos de un solo uso

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar este martes el anteproyecto de la nueva Ley de Residuos con una importante batería de medidas que tienen como objetivo reducir el impacto de la actividad económica en el medio ambiente.

La normativa pone especial atención en la disminución del consumo de los plásticos de un solo uso, que el Ejecutivo quiere prohibir en 2021, en la línea de la directiva europea, aprobada en marzo de 2019, que busca eliminar este tipo de material de cara a este año.

Los océanos acogen más de 150 millones de toneladas de plástico en la actualidad

El consumo de plásticos de un solo uso se ha convertido en un auténtico problema medioambiental en los últimos años. Se estima que los océanos acogen más de 150 millones de toneladas de plástico en la actualidad.

Una cifra que, según la estimación de la Fundación Ellen Macarthur, podría llevar a nuestros océanos a contener más plásticos que peces en 2050. Muchos de los plásticos que consumimos terminan en el mar por problemas en el drenaje del agua o vertidos deliberados en muchos países, provocando verdaderas «sopas de plástico» en nuestros océanos, perjudicando así a los ecosistemas marinos.

Infografía realizada por el Parlamento Europeo. https://www.europarl.europa.eu/

¿Qué tipo de plásticos podrían desaparecer en 2021?

El anteproyecto de la Ley de Residuos recoge la prohibición de la venta de varios productos de plástico un solo uso a partir del 3 de julio de 2021.

  • Cubiertos y platos de plástico de un solo uso
  • Pajitas
  • Bastoncillos fabricados con plástico
  • Agitadores de bebida
  • Tapas y tapones hechos de poliestireno expandido
  • Palitos de plástico para sostener globos

Además, la ley podría contemplar que se eliminen los microplásticos que contienen productos cosméticos y detergentes, con el fin de trabajar en una cosmética más sostenible, libre de estos materiales.

Restricciones en los envases de comida para llevar

La nueva Ley de Residuos establece una serie de restricciones en los envases de plástico de comida para llevar, tanto de los restaurantes como de los supermercados. Todo indica a que a partir de 2023 este tipo de envases dejará de ser gratuito y habrá que pagar con ellos, como ya ocurre con las bolsas de plástico.

Además, la idea es que de cara a 2030, este tipo de material para llevar termine dejando de existir, buscando alternativas sostenibles al plástico, que sean reutilizables.

Abordar los desperdicios de ropa y alimentos

La futura ley prohirá a partir de 2021 la destrucción de los excedentes no vendidos de productos no perecederos, como textiles, juguetes y aparatos eléctricos.

Y a partir de 2025 deberá existir un sistema de recogida separada de la ropa usada. Hay que tener en cuenta que la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo. Hay que tener en cuenta, además, que más de la mitad de los plásticos que terminan en el mar son fibras de ropa de la lavadora.

La ley además aborda el tema del desperdicio de alimentos con medidas para evitar tantos residuos y aprovecharlos, por ejemplo, para la fabricación de piensos animales.

Agua gratis del grifo en los bares

Para evitar el consumo abusivo de botellas de plástico, en concreto, de las de agua, el anteproyecto indica que las Administraciones deberán invertir en instalaciones de fuentes de agua potable; y por otro, los bares y restaurantes estarán obligados a ofrecer a sus clientes la posibilidad de consumo de agua del grifo no envasada de forma gratuita.

El impacto del plástico en el clima terrestre

Cada vez más plástico cubre la superficie de la Tierra, agravando el cambio climático. Las emisiones de gases efecto invernadero del propio ciclo de vida del plástico han sumado ya varias centésimas al aumento global de la temperatura. «Un mundo más plastificado solo conseguirá que el problema se agrave aún más en las próximas décadas», indica Mario Picazo, meteorólogo de Eltiempo.es.

Aumento de las emisiones de CO2 procedentes del plástico y su equivalencia con las emisiones de plantas de generación eléctrica con carbón. Fuente: CIEL (Center for Environmental Law)

Pero en agosto de 2018, un equipo dirigido por Sarah-Jeanne Royer, del Centro de Oceanografía Microbiana de la Universidad de Hawaii, publicaba un estudio sobre el impacto del plástico sobre el clima. El creciente volumen de plástico que se acumula en el medio ambiente, también puede contribuir al cambio climático.

VÍDEO: EL COSTE ECONÓMICO DE LOS MARES DE PLÁSTICO