Secciones

Actualidad ¿Un oso polar amigo de un perro? No terminó tan bien…

VÍDEO: EL OSO POLAR QUE ACARICIABA A UN PERRO

Si el vídeo de arriba te parece tierno e incluso emocionante; si llegaste a pensar que si un oso polar puede tratar con tal cariño a un perro, las diferencias entre los seres humanos son salvables… Lamentamos echarte por tierra este rayo de esperanza en la humanidad.

El vídeo del oso polar que acariciaba a un perro de un centro de acogida canino de Canadá (en la provincia de Manitoba) terminó en una absoluta tragedia.

Cuando salió a la luz la semana pasada, a las pocas horas se convirtió en viral. Todo el mundo alagaba la ternura de este oso que acariciaba a un pobre perro abandonado como si fuera su mascota.

Conmovedor. Pero el final de lo que parecía una bonita historia de amistad entre dos animales tan dispares finalizó… como imaginas.

El oso polar volvió a los días al mismo lugar. Sí, en busca de su amigo. No lo encontró. Pero en el mismo lugar permanecía inmóvil otro perro del centro de acogida. En esta ocasión, el oso no despertó su amistad y terminó devorándolo sin piedad.

¿Por qué se lo comió?

Os explicamos lo que hubo detrás de esta escena. El culpable en realidad del fatal desenlace fue como casi siempre un humano. Aunque sin ninguna mala intención, el propietario del centro de acogida de perros -llamado Brian Laddon- tenía como costumbre alimentar a los osos polares de la zona, dejándoles comida en los alrededores del centro.

Con la tripa llena, los osos polares no veían a los perros como víctimas, llegando a entablar una supuesta amistad en esos días.

Hasta que un día Laddon olvidó dejar su aperitivo en las inmediaciones del centro. Los osos polares, fieles a su visita diaria, aparecieron y con la tripa vacía traicionaron su amistad con los perros en un segundo.

El oso polar, carnívoro, terminó devorando al animal.

Hay que recordar que los osos polares son animales en peligro de extinción en muchas zonas de Canadá. Está prohibido alimentarlos para evitar precisamente lo que ocurrió en Manitoba. Los osos que deambulaban por las inmediaciones de este refugio ya han sido trasladados a otra zona por las autoridades para ser vigilados.

VÍDEO: EL INCREÍBLE VIAJE DE UN PELUCHE A LA ESTRATOSFERA

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
      • Cuando un ser humano realiza un acto detestable, por su naturaleza cruel y despiadada, ya no se trata de poner a un animal por delante del ser humano, se trata de NO JUSTIFICAR todo lo que hace un ser humano solo por el mero hecho de ser humano.
        Cuando una persona es una malabestia, lo último que necesita son defensores de su maldad. Pertenecer a nuestra especie no justifica que nadie, por muy “ser humano que sea” pueda cometer atrocidades contra otras especies…ser humano no significa ser dios..

        Responder
        • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

          Responder
        • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

          Responder
        • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

          Responder
          • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

          • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

          • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

        • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

          Responder
      • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

        Responder
      • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

        Responder
      • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

        Responder
      • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

        Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Ahora resulta que ser persona lo justifica todo. Un tipo puede cometer las mayores barbaridades, ser cruel y despiadado, pero como es una persona a callar y punto en boca. Si el pertenecer a nuestra especie va a significar la impunidad de cualquier salvajada o crueldad malsana contra otras especies, algo estamos haciendo mal.
      Me cansa ver como hay gente que todavía justifica, p erdona e incluso defiende a los que disfrutan con la crueldad hacia los animales, solo bajo el pretexto de que como son personas no se les debe tocar, y que les den a las bestias.

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Quedo A L U C I N A D O cuando leo lo siguiente en el artículo
    -El culpable en realidad del fatal desenlace fue como casi siempre un humano. Aunque sin ninguna mala intención-
    ¿Sin ninguna mala intención? .Si acaso di que el que está al cuidado del centro de acogida es bastante tonto, descuidado, tremendamente nútil para ser un humano al cuidado de dicho perro.
    ¿Acaso el perro termina en un centro de acogida por que un ser humano sin ninguna mala intención lo abandono?

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder