Secciones

Actualidad Oleada de incendios ‘zombies’ en Siberia. ¿Qué son?

Fuego en Alaska y Siberia: la temporada 2020 podría tener importantes incendios árticos

VÍDEO: INCENDIOS ZOMBIES Y OLA DE CALOR EN EL ÁRTICO

Aunque puede haber caído en el olvido de muchos de nosotros, el pasado verano 2019 fue una temporada terrible en cuanto a incendios en el círculo polar ártico. Sin embargo, durante el pasado mes de mayo los científicos empezaron a observar un extraño patrón de incendios en la zona de Siberia durante el mes de mayo.

Normalmente, el frío del invierno apaga los fuegos que se producen en la región ártica, sin embargo, han aparecido algunos fuegos. Los expertos creen que estos fuegos pudieran deberse a los resquicios de la anterior temporada de incendios, que no se hubieran apagado del todo, sino que permanecieran activos bajo el suelo. De ahí que hayan adquirido coloquialmente este nombre: ‘incendios zombies’.

Según los investigadores, la nieve podría ser la culpable de mantener latentes estos incendios, actuando como un aislante capaz de mantener las capas de vegetación a temperaturas más cálidas que el aire siberiano de alrededor.

Una ola de calor con 20ºC por encima de lo normal

Este invierno ha sido allí especialmente suave, con un patrón atmosférico de bloqueo y predominio de las altas presiones en la región. Los últimos meses han sido mucho más cálidos de lo normal, con una anomalía positiva de unos 8ºC, llegando a registrar valores por encima de los 0ºC incluso en los que deberían ser los meses más fríos del año.

Además con una situación de bloqueo atmosférico, durante el pasado mayo han sufrido en la zona una ola de calor, con temperaturas 20 grados por encima de lo normal. El episodio de temperaturas extremas no pasó desapercibido ya que dentro del círculo polar Ártico llegaron a registrarse más de 30 grados en latitud 67ºN.

Lo que ocurre en el Ártico NO se queda en el Ártico

Cada vez son más habituales los nuevos récords de calor en las altas latitudes de nuestro hemisferio, recordemos que el calentamiento global no se reparte por igual a lo largo del globo: el Ártico se calienta más del doble que la media mundial.

Nos suena muy lejano, pero la distancia no impide que no nos lleguen las consecuencias.

La pérdida de hielo ártico se asocia al calentamiento que está sufriendo. El mar de Kara, que se encuentra en el océano Ártico, ha experimentado una disminución significativa del hielo marino en las últimas semanas, convirtiéndose en un caso atípico. Desde que comenzó el rastreo satelital del hielo marino, esta es la cantidad más baja de hielo registrada en el Mar de Kara durante este tiempo.

En estas imágenes podéis ver una comparación del hielo en el mar de Kara en el mayo de 2018 y en el 2020. Podemos comprobar cómo el hielo es mucho más reducido ahora.