Secciones

Cambio Climático El Océano Antártico absorbe más CO2

Se creía desde 2005 que el sumidero de carbono del Océano Antártico podría haber empezado a saturarse. Sin embargo, un equipo de investigadores liderado por Nicolás Gruber, profesor de Física del Medio Ambiente en la ETH Zúrich, Suiza, y su colega Peter Landschützer, lo contradicen en un estudio publicado en Science.

Para este estudio, los científicos analizaron las mediciones de la concentración de CO2 en las aguas superficiales del Océano Antártico en el paralelo de latitud 35 ºS, a partir de las cuales se calculó el flujo de CO2 a través de la interfase aire-mar. También compararon los flujos resultantes con estimaciones basadas en mediciones de CO2 atmosférico.

Con estos datos demuestran claramente que el sumidero de carbono del Océano Austral comenzó a revivir hacia el año 2002, de manera que para el año 2010, la captación de carbono era una vez más comparable con el nivel esperado de aumento de CO2 atmosférico, lo que ralentiza el crecimiento de este gas de efecto invernadero en la atmósfera, disminuyendo la velocidad del cambio climático.

Una conclusión relevante que Gruber extrae de este estudio es que:

La fuerza del sumidero de carbono del Océano Antártico fluctúa fuertemente, posiblemente en ciclos periódicos, en lugar de aumentar monótonamente en respuesta al crecimiento del CO2 atmosférico.

Desde el cambio de milenio, los sistemas de presión atmosféricos son cada vez más asimétricos, lo que provoca que ahora los vientos tiendan a soplar en un patrón ondulado, mientras que en la década de 1990 fueron principalmente rectos desde el oeste hacia el este. En la década de 1990, estos vientos eran también más fuertes en gran parte del Océano Antártico, generando un mayor afloramiento de aguas profundas a la superficie, y por tanto una mayor liberación de CO2. Ahora esta surgencia ha disminuido y al mismo tiempo, un sistema de baja presión anómala en el Pacífico Sur lleva aire excepcionalmente frío del interior del continente antártico a este sector del Océano Austral, lo que genera un fuerte enfriamiento de las aguas superficiales.

Juntos, los vientos y los cambios de temperatura explican gran parte de la revitalización del sumidero de carbono del Océano Antártico. El enfriamiento de las aguas superficiales en el sector del Pacífico permite absorber más CO2 y, por otro lado, los cambios en los patrones de circulación impulsados por el viento en el sector Atlántico son probables responsables de la mayor absorción oceánica de CO2 atmosférico.

En la actualidad, los dos científicos afirman que no pueden predecir cómo es probable que evolucione en el futuro la captación neta de carbono del océano Antártico.

Es particularmente notable que la revitalización del sumidero de carbono coincide con un periodo de condiciones prevalentes de La Niña, es decir, temperaturas relativamente frías en la superficie del mar en el Pacífico, pero todavía falta por entender perfectamente su efecto en el sumidero de carbono.

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder