Secciones

¿Sabías que...? Nuevo récord de temperatura más baja en una nube de tormenta: -111ºC

En el tope de una impresionante nube de tormenta sobre el océano Pacífico y en la región tropical se ha alcanzado el récord de temperatura más baja registrado en el interior de una nube de este tipo

Las tormentas son uno de los fenómenos atmosféricos más fascinantes que pueden existir. A menudo, cuando pensamos en ellas, visualizamos rayos, truenos y relámpagos además de intensas lluvias. Pero pocas veces pensamos en las bajas temperaturas que las nubes tomentosas alcanzan en sus topes.

En la troposfera ­(la capa de la atmosfera en la cual nos encontramos) las temperaturas disminuyen con la altitud y pueden llegar a alcanzan hasta -90ºC en los trópicos. Sabemos que las tormentas se crean en nubes de gran desarrollo vertical, conocidas como cumulonimbos, que pueden llegar hasta los 18 kilómetros de altura en estas regiones, alcanzando en los limites de la troposfera con la siguiente capa, la estratosfera.

Este valor seria más de 30ºC más bajo que lo registrado en las nubes típicas de tormenta

Y precisamente en una de esas nubes de tormenta sobre el océano Pacífico es en donde se ha registrado la temperatura más baja con -111ºC, un dato recogido por el articulo científico de Simon Proud, investigador del Departamento de Física y el Centro Nacional de Observación de la Tierra. El tope de la nube llegó a superar la tropopausa, llegando a mas de 20,5 kilómetros sobre el nivel del mar.

temperatura más baja en una nube. Nube de tormenta

Este valor seria más de 30ºC más bajo que lo registrado en las nubes típicas de tormenta y establece un récord ya que nunca antes se había medido un valor tan sumamente frío en una nube de tormenta.

¿Cómo se puede medir esta temperatura en una nube?

Pero ¿cómo se ha podido medir este valor? Los satélites en órbita terrestre equipados con monitores de medición de temperatura pueden encontrar estas nubes frías, lo que permite a los meteorólogos vigilar las tormentas y emitir alertas meteorológicas.

Fuente: NOAA/VIIRS/S. Proud/UniOxford.