Secciones

¿Sabías que...? Black Friday: ¿nos afecta el tiempo cuando compramos?

La meteorología también afecta al Black Friday: los días de lluvia compramos por Internet y los días soleados vamos a las tiendas

carro-de-la-compra-black-friday

Este viernes es uno de los días más esperados para aquellos que ansían pillar la mejor oferta del mercado: ¡llegó el Black Friday! Y con él, las súper ofertas, los descuentos y también las aglomeraciones en grandes superficies, las colas en los comercios y las esperas en las compras online.

Esta festividad comenzó en Estados Unidos, y poco a poco y con la ayuda de las nuevas tecnologías y la promoción de este día por parte de las distintas empresas se ha ido extendiendo por el resto de países del mundo.

Pero, como os hemos comentado muchas veces, la meteorología influye en nuestra vida diaria y lo hace más de lo que creemos porque, además de afectar a nuestro ánimo, también tienen una influencia en lo que compramos y cómo lo compramos.

Los días de lluvia aumenta el consumo y la compra online

Los días de lluvia nos metemos más frecuentemente y durante más tiempo en nuestros perfiles en las redes sociales, sobre todo en verano. Nos quedamos en casa y ‘cotilleamos’ Facebook, Twitter, actualizamos LinkedIn, colgamos fotos en Instagram, y compramos más online y menos en las tiendas físicas.

Durante los días de lluvia hacemos más compras online y salimos menos a las tiendas físicas

Los días de lluvia y desapacibles hacen que los consumidores se sientan más tentados a quedarse en casa. Y si estamos en casa, las compras ¿cómo las hacemos? De forma online.

Durante invierno de 2014, sobre todo en Estados Unidos y Reino Unido, donde hubo un tiempo en general muy desapacible, los consumidores compraron muchísimo por internet, batiendo récord y comprando productos de lo más diverso. Internet, se convirtió en un lugar donde por ejemplo se compraban masivamente bebidas calientes.

Esta claro que salir a comprar fuera de casa o hacerlo desde nuestro sofá depende de la zona geográfica en la que nos encontremos, en País Vasco o Galicia por ejemplo, al estar más acostumbrados a no ver habitualmente el sol, los días de lluvia no les influyen tanto como por ejemplo en Andalucía.

Los días soleados, ¡nos vamos de compras!

Por el contrario, ¿qué ocurre cuando sale el sol? Que pasamos menos tiempo en casa, salimos más a la calle, y visitamos las tiendas físicas. Por lo tanto, en días de ausencia de lluvias (repetimos que depende de la zona en la que vivamos y la meteorología de nuestra región) tendemos a acudir más a centros comerciales y tiendas para disfrutar probándonos la ropa que seguramente luciremos los próximos días.

Al final es una cuestión lógica: si lluvia no nos comportamos igual que cuando hace sol y nos apetecen cosas diferentes.

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder