Secciones

Actualidad ¿Normalizaremos el uso de las mascarillas? Otros países ya lo hacían

El uso de mascarillas de forma generalizada en la población es una medida frecuente en varios puntos del planeta desde hace años

La actual pandemia provocada por el coronavirus COVID-19 ha puesto de manifiesto las diferentes estrategias de contención y control que han adoptado los diferentes países del planeta. Sin embargo, el uso de mascarillas de forma generalizada en la población ya era bastante habitual en otros puntos del mundo antes de la crisis actual. 

De hecho, a raíz de la pandemia de la gripe A del año 2009 -2010, se popularizó el uso de mascarillas en muchos países. Tanto es así que desde ese momento se pueden observar de forma bastante habitual por varias ciudades ante situaciones como el comienzo de la temporada de gripe o para viajar en medios de transporte público, aviones o trenes. 

En países como Japón, desde los tiempos de posguerra, las diferentes generaciones han sido educadas para priorizar la higiene personal con tal evitar la propagación de epidemias. De ahí, su uso generalizado de la mascarilla como un elemento popularizado por su utilidad.

En otras zonas, como por ejemplo, en Hong Kong, las mascarillas son un elemento muy habitual por las calles ya que muchas personas apuestan por llevarlas en espacios públicos tras los brotes de los coronavirus anteriores al COVID-19, como el SARS, y las distintas cepas de gripe de cada temporada. 

Se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 horas continuadas

Del mismo modo, y por las mismas causas, muchos de los ciudadanos que viven en las grandes urbes de Japón o China también recurren a las mascarillas. Principalmente para protegerse de la contaminación atmosférica y del humo de los coches, ya que es frecuente que las autoridades sanitarias activen avisos de picos de polución.

Es más, es un producto tan habitual en países orientales que muchas marcas han optado por sacar gamas de producto específicas o con detalles decorativos y distintivos llegando a convertirse en un producto estético. 

Además, aunque su uso no es generalizado, las mascarillas también son utilizadas por decenas de turistas y viajeros en los aeropuertos, en  el metro, la vía pública y otros medios de transporte de ciudades de todo el mundo, especialmente las más turísticas como Londres, París, Nueva York, etc… 

Consejos del Ministerio de Sanidad sobre las mascarillas en España

Sin embargo, la actual crisis del coronavirus COVID-19 ha obligado a las autoridades sanitarias de medio mundo a tomar medidas para contener la pandemia. Unas estrategias que contemplan el uso de mascarillas para la población ya sea como recomendación o con obligatoriedad en función de cada país. 

Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente

En el caso de España,  un reciente documento elaborado por el Ministerio de Sanidad detalla que el uso de mascarillas higiénicas en la población general en algunas circunstancias podría colaborar en la disminución de la transmisión del virus. 

De hecho, estas fuentes detallan que se recomienda el uso de mascarillas a la población general sana cuando no es posible mantener la distancia de seguridad en el trabajo, en la compra, en espacios cerrados o en la calle y cuando se utiliza el transporte público. Aunque por el momento no es obligatorio.

“Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 horas. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra. No reutilices las mascarillas a no ser que se indique que son reutilizables”, detalla este documento. 

Recomendaciones de la OMS sobre las mascarillas 

Por su parte, ante la situación actual, la Organización Mundial de la Salud (OMS)  no recomienda un uso generalizado de la mascarilla en la población.

Así,  la OMS detalla que se debe llevar mascarilla en el caso de que las personas presenten tos o estornudos ya que las personas sanas “solo necesitan llevar mascarilla si atienden a alguien en quien se sospeche” que tiene coronavirus COVID-19. 

En el caso de que tenga que llevar mascarilla, es importante recordar que siempre antes de ponerse una se deben lavar las manos de forma adecuada con agua y jabón o gel desinfectante a base de alcohol. Además, hay que recordar que la mascarilla debe quedar bien colocada tapando boca y nariz sin dejar ningún espacio al aire. 

Del mismo modo, se recomienda no reutilizar las mascarillas de un solo uso y siempre quitársela por detrás, sin tocar la zona principal situada en la cara, y tirarla al a basura en un envoltorio cerrado para evitar la posible expansión del coronavirus.  

“Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón”, recuerdan desde esta entidad. 

  • «han sido educadas para priorizar la higiene personal con tal de propagar epidemias». Pues nada, a utilizar mascarillas con tal de propagar pandemias, como con las defectuosas del gobierno…

    Responder