Secciones

Actualidad No nieva ni en Oslo: el enero más cálido deja a la ciudad sin un copo

Las suaves temperaturas han provocado que llueva donde suele nevar

Este invierno está resultando «demasiado suave» en buena parte del mapa. En España ya hemos tenido el primer episodio de temperaturas anómalamente cálidas de este 2020 estando en pleno invierno, pero no es un caso aislado en el continente.

Este mes de enero ha sido el segundo más cálido y húmedo en Noruega desde 1900.

https://twitter.com/ErikSolheim/status/1223123901665824769

Oslo, la capital de Noruega ha registrado este 2020 su mes de enero más caluroso desde que hay registros (1816). Allí la temperatura media ha sido de 2.7ºC, superando así el anterior récord (enero 1989 con 2.4 grados).

No es la única ciudad en la que ha ocurrido. Lo mismo ha sucedido en Helsinki, capital de Finlandia, allí no ha caído ni un solo copo en todo el mes, algo sin precedentes. Para el país, ha sido el segundo enero más cálido de su serie.

https://twitter.com/metoffice/status/1223675036655128576

Otros ejemplos son Estocolmo (Suecia), que ha batido su récord de enero más cálido con una temperatura media de 4.1ºC y Dinamarca, país que no sólo ha batido su récord con 5.5ºC, sino que no ha registrado nevadas a nivel nacional.

Francia también ha comenzado el año con un primer mes cálido y, además, seco. Las temperaturas estuvieron unos 2ºC por encima de lo normal en nuestro país vecino. Aquí en España no sólo se registraron algunos récords durante el fin de semana sino que todavía siguen dándose: 29.6ºC medidos este martes en el aeropuerto de Valencia.

¿Cómo de anómalos son estos valores?

En Europa se han registrado temperaturas unos 15ºC por encima de lo normal. Estamos en febrero pero en muchas zonas los valores han sido más típicos del final de la primavera. Se trata de una situación un tanto inusual ya que los valores registrados están muy por encima de la media climatológica.

https://twitter.com/MarGomezH/status/1224244023583543296

Inviernos muy distintos: la bestia del este

Hace apenas un par de años, a finales de febrero 2018, la «Bestia del Este» estaba sobre Europa provocando una ola de frío. Este episodio se produjo tras la ruptura del vórtice polar, pero de momento, las previsiones apuntan a que este año no ocurrirá ya que el vórtice es fuerte y parece que no se romperá.