Secciones

Actualidad No humedezcas tus mascarillas con agua pese al calor

La humedad en las mascarillas puede incrementar las posibilidades de contagio del coronavirus COVID-19

VÍDEO: CONSEJOS PARA LLEVAR LA MASCARILLA CON CALOR

Las características ambientales del verano, con altas temperaturas, hace que llevar la mascarilla resulte un poco más incómodo ya que aumenta la sensación de calor en la cara.

Ante eso, algunas personas han optado por humedecer las mascarillas para mitigar esos efectos, una actuación que no se recomienda bajo ningún concepto y que puede resultar perjudicial para contener los contagios del coronavirus COVID-19.

mascarilla-humeda-subor

Al humedecer con agua la mascarilla, la prenda queda empapada y pierde su efectividad. De hecho, desde la Organización Mundial de la Salud, señala que una mascarilla húmeda, sea cual sea la causa, aumenta la posibilidad de contaminación y presencia del coronavirus.

Las mascarillas húmedas pueden ser una fuente potencial de infección

“Si la mascarilla se ha humedecido o ensuciado, pueden crearse condiciones favorables para la multiplicación de microrganismos”, advierten desde la OMS como una de las recomendaciones sobre el uso de mascarilla en el contexto actual. En concreto, la retención de humedad en las mascarillas y su reutilización son dos de los factores que pueden aumentar el riesgo de infección, tal y como detalla un reciente estudio publicado en el British Medical Journal.

Consejos sobre las mascarillas

De hecho, una de los consejos más repetidos exige a los ciudadanos que lleven puesta una mascarilla húmeda el menor tiempo posible. “En cuanto la mascarilla esté húmeda hay que sustituirla por otra limpia y seca”, recalcan desde el Consejo General de Colegios Farmacéuticos. Así, la mascarilla se ha de cambiar tan pronto como esta se humedezca.

Además, hay que recordar que las mascarillas que son de un único uso no deben reciclarse y que hay que tirarlas a la basura de forma correcta de inmediato.“Todas las mascarillas tienen que usarse y desecharse correctamente para que sean lo más eficaces posible y evitar cualquier aumento de la transmisión del coronavirus”, detallan desde la OMS.

mascarilla-calor-sudor-verano

En un informe elaborado por esta entidad en el mes de abril, la OMS señaló que las mascarillas húmedas, especialmente aquellas que son de tela como de algodón, pueden ser una fuente potencial de infección ya que, debido a sus características y tejido, estas no son resistentes a los fluidos.

Por ello, pueden retener la humedad y contaminarse por patógenos como el coronavirus con mucha mayor facilidad que una mascarilla seca y en óptimas condiciones.

Todas las mascarillas tienen que usarse y desecharse correctamente

De hecho, Según información publicada por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y recogida por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos detallan que “la evidencia disponible muestra que las mascarillas de tela protegerían menos que las mascarillas quirúrgicas”.

Es más, este tipo de mascarillas incluso «podrían aumentar el riesgo de infección debido a la humedad, la difusión de líquidos y la retención del virus”.