Secciones

¿Sabías que...? Por qué el 23 de septiembre NO se acaba el mundo

Teorías conspiratorias erróneas apuntan que 33 días después del eclipse solar de agosto el mundo se acabará

VÍDEO: ¿ACABARÁ NIBIRU CON LA TIERRA?


Cada año suele salir algún rumor sobre el fin del mundo. Pero en septiembre no se va a acabar el mundo. Pese a lo que puedas leer en cualquier página de Internet (o en algunos medios dados al sensacionalismo). Pero, ¿por qué cada cierto tiempo nos encontramos historias así?

Existe un cierto interés desmedido de vender historias catastrofistas cada cierto tiempo. De hecho, el autor del rumor de que ‘el mundo se acaba en septiembre’ ha publicado un libro.

Si Nibiru existiese, dicen los conspiracionistas que sería tan grande como los planetas gigantes gaseosos. De ser así, sería muy fácil de observar… Pero no existe.
Crédito: Pinterest

La historian que viene a contar este conspiracionista es la siguiente: 33 días después del eclipse solar de agosto el mundo se acabará. Es más, dicen que el eclipse solar es, en realidad, un mal augurio del fin de los tiempos.

Lo único de cierto en este relato, sin embargo, es que los eclipses solares han estado, en muchas civilizaciones, asociados a la llegada de malos augurios. En la Antigua China, por ejemplo, se creía que la Luna era un dragón que quería comerse al Sol.

El mundo no se acabará el 23 de septiembre, como dicen algunos catastrofistas

Pero no: se trata de sólo un bulo y el mundo no se acabará el 23 de septiembre, como dicen algunos catastrofistas.

Nibiru, un viejo conocido

La esencia es la misma. La creencia de que algo sobrenatural, inexplicable, podría acabar con la Tierra. En este caso, sin embargo, los conspiracionistas recurren a un viejo conocido: Nibiru (o planeta X). El nombre quizá te resulte familiar. Se ha utilizado en multitud de ocasiones para anunciar la llegada de supuestos fines del mundo, y, como ya habrás comprobado, seguimos aquí. No ha habido ningún cataclismo.

Entre los datos que se suelen aportar sobre el falso planeta, se dice que Nibiru tarda unos 3.600 años en dar una vuelta alrededor del Sol. Con ese dato, podemos extrapolar prácticamente todo lo demás. Sabemos que, como mínimo, su punto más cercano al Sol tiene que estar a la misma distancia que la Tierra del Sol. Si no fuese así, no habría posibilidad de que pudiese chocar con nuestro planeta. Por lo que resolver la ecuación es bastante simple.

Nibiru

LEAD Technologies Inc. V1.01
TFGP.

De esta manera, obtenemos que en su punto más cercano, estaría a la distancia que separa al Sol de la Tierra. En su punto más lejano, sin embargo, tendría que alejarse hasta 479 veces la distancia que nos separa de nuestra estrella. Si intentases dibujar su órbita en un papel, sería una elipse sumamente achatada. Tanto, que parecería más bien un palillo que una órbita.

Pero aun hay más. Sabiendo ambos datos, cuál sería su punto más cercano y su punto más lejano, podemos calcular más cosas.

Por ejemplo, al llegar a la zona de la Tierra, Nibiru se estaría moviendo a 42,1 kilómetros por segundo. La Tierra gira alrededor del Sol a 30 kilómetros por segundo. Hay algo que conocemos como la velocidad de escape. Es, simplemente, la velocidad necesaria para escapar de la influencia gravitacional de un objeto. Por ejemplo, para que un cohete pueda despegar de la Tierra y viajar al espacio, necesita alcanzar los 10 km/s…

El mundo no se va a acabar en septiembre

Resulta que esos 42,1 km/s es la velocidad necesaria para, en la distancia que está la Tierra, escapar de la influencia gravitacional del Sol. Es decir, Nibiru se movería constantemente en una órbita altamente inestable.

Cualquier mínima perturbación sería suficiente para expulsarlo del Sistema Solar. Con una órbita tan extrema, las perturbaciones que experimentaría son muchas y muy variadas. Además, de existir, ya habría evidencias de su inminente acercamiento a nuestro planeta.

Concepto artístico de un asteroide cercano a la Tierra. Crédito: ESA

Pese a lo que algunos quieran vender, y los libros que intenten colocar, no, el mundo no se va a acabar en septiembre. Ni en octubre, ni noviembre, ni diciembre. No se va a acabar el año que viene, ni en la próxima década. Ni siquiera en el próximo siglo. Por ejemplo, no hay impactos de asteroides previstos en los próximos 150 años. Y, de haberlo, ninguno sería lo suficientemente potente como para poner en peligro la existencia de toda la población de la Tierra.

No hay impactos de asteroides previstos en los próximos 150 años

Así que cuando te encuentres con una de estas historias, no te dejes llevar por el alarmismo. Nibiru no existe. El mundo no se acabará el 23 de septiembre, como dicen algunos catastrofistas. Si te encuentras el bulo, no lo alimentes. Si hubiese una amenaza para la Tierra, evidentemente las agencias espaciales, y los gobiernos serían los primeros interesados en hacerlo saber para coordinar un plan de reacción.

Las colisiones entre planetas no son raras… en el principio de un sistema

Por último, destacar que las colisiones entre planetas no son, ni mucho menos, imposibles. Sin embargo, con el paso del tiempo, a medida que el sistema envejece, la posibilidad de esas colisiones se reduce enormemente. De hecho, creemos que la Luna pudo formarse a partir de una colisión de la Tierra con un planeta, llamado Theia, hace 4.500 millones de años. Theia era un objeto de un tamaño similar al de Marte.

La Luna en fase menguante.
Crédito: John Brimacombe

Cuando el Sol llegue al final de su vida, en unos 5.000 millones de años, las órbitas de los planetas se verán alteradas lo suficiente como para  que sea posible que puedan repetirse colisiones. Pero, hasta ese entonces, es un fenómeno improbable. No hay ningún planeta que tenga la posibilidad de chocar con la Tierra. Sí que hay, sin embargo, varios satélites que colisionarán con sus planetas en el futuro lejano. En unos millones de años, Deimos, uno de los pequeños satélites de Marte, chocará contra el planeta.

Tritón, el satélite más grande de Neptuno, asimismo, tiene una órbita que, al contrario que la Luna, le lleva a acercarse poco a poco a su planeta. En varios miles de millones de años, se desintegrará y formará un sistema de anillos alrededor del gigante gaseoso. Pero eso es todo lo que sucederá en el futuro de la Tierra. No hay ningún Nibiru, ni ningún planeta X, ni historias similares.

VER TAMBIÉN: ¿QUÉ PASARÍA SI UN METEORITO CHOCARA CONTRA LA TIERRA?


  • Como entre en erupcion el volcan yellowstone esa es la verdadera catastrofe global

    Responder
  • ?el 23 de septiembre se acabara el mundo ¿¿¿

    Responder
  • Es cierto el fin del mundo no pasa este año,, yo tengo que Nibiru edtá a 2 millones de km de llegar a cruzar por la orbita de Venus,,OCT-Dic 2018??,,te faltan datos,,Nibiru es circumbinario en el otro foco esta Nemesis el binario del sol lo que estabiliza l orbita y es un planeta cometa sus lunas no orbitan danzan detras de el
    Esta lleno de fotos y video de gente amateur que muestran que se acerca,, porque tenemos 200 terremotos diarios??,,porque la luna esta casi en U?? Como nos avizaron los sumerios el iman vhiwuito intenta escapar del iman gigante que se acerca e inclina su eje,,pasara todo lo que dice el apocalipsis,,nos bambolea,,tres dias de oscuridad hemif norte seis dias el sol sale por el oeste se va parando la rotacion,, se para nos atrae a su cola de asteroides y el magma gira 180° y la corteza 90° cambio de polos y todas las costas con 100 metros de mar y 90% de mortandad de la humanidad

    Responder
  • Fobos es el satélite que chocará con Marte en el futuro, o bien podría desintegrarse poco a poco antes debido al límite de Roche, pero en todo caso se formará un anillo alrededor del planeta Marte, que durará varios millones de años, hasta que los fragmentos vayan cayendo a su superficie.
    Sin embargo, Deimos (la otra luna de Marte), se está alejando de su compañero, por lo que en un futuro escapará de la influencia gravitatoria del planeta, y Marte se quedará si satélites.

    Responder
  • La gente que dice que el mundo se acaba tiene razón cuando uno muere se acabo el mundo para el el muerto al hoyo y el viví al boyo

    Responder
  • No hay que preocuparse de Nibiru si existiese realmente, me preocupa más el propio ser humano acabando con su propio planeta. Esa es la gran ironía.

    Responder
  • No habrán sacado esta historia de los libros de texto catalanes…?

    Responder
  • Si va a haber un final.solo que nadie sabe el día ni la hora será como ladron en la noche por ello haced las pases con tod@s y que Dios nos coja arrepentios

    Responder
  • El gran problema que puede acabar con el mundo es que Lopera se quede con el Betis.
    ¡Más científico no puedo ser!!!

    Responder