Secciones

Cambio Climático Mujeres: las dobles víctimas del impacto del cambio climático

Las mujeres sufren más las consecuencias negativas del cambio climático que los hombres, sobre todo, en los países subdesarrollados

Está claro: todos vamos a sufrir en nuestras propias carnes las consecuencias del cambio climático, de hecho, ya lo estamos haciendo.

También lo está que este problema no nos afecta a todos por igual. Quizá la brecha más evidente sea la asociada a los distintos países, ya que el cambio climático afectará a las distintas regiones del planeta de formas no solo diferentes, sino opuestas: mientras que algunas zonas tendrán un clima más seco, otras se volverán más lluviosas y, aunque en la mayor parte de la Tierra subirá la temperatura, en otras se espera más frío.

mujeres-y-cambio-climático

La economía de una región será un factor decisivo para que la población pueda protegerse de las inclemencias climáticas. Aquellas zonas donde el clima se torne más severo y carezcan de recursos, se verán despobladas, provocando oleadas de “refugiados climáticos”.

Cada año 40 millones de personas se ven obligadas a desplazarse por desastres relacionados con el clima

El cambio climático, según el último informe de la ONU, es la primera causa de migraciones en el mundo a día de hoy. Sequías prolongadas, inundaciones, fenómenos meteorológicos extremos y otra serie de desastres climáticos obliga a un total de 40 millones de personas cada año a abandonar sus hogares en busca de lugar seguro.

Con los años, de no tomarse medidas, esta cifra podría aumentar drásticamente. La ONU espera que para 2050 más de 200 millones de personas tengan que desplazarse por el impacto del clima en sus poblados y ciudades.

En este grupo de refugiados climáticos se incluyen, por supuesto, muchas mujeres, sin recursos, con total dependencia de algún varón y, en la mayoría de los casos, con niños a su cargo.

“Las mujeres en países pobres tienen un gran riesgo climático”

Ya nos impacta cuando llegan a diario imágenes de refugiados lanzándose al mar Mediterráneo arriesgando todo y sin certeza de nada en busca de un futuro mejor.

Con condiciones climáticas más adversas aumentarían las grandes migraciones hacia países más desarrollados, por ahora motivadas principalmente por conflictos bélicos.

En esa posición, las mujeres que llegan, con otra cultura totalmente distinta a la nuestra, tendrán que adaptarse y experimentar cambios más drásticos y con un choque cultural superior al de los hombres.

La ministra de Transición Económica, Teresa Ribera, alertaba esta semana en este sentido que «las mujeres sufren más las consecuencias negativas del cambio climático que los hombres». En la inauguración de la jornada «Diálogo sobre la justicia climática», Ribera abogó por «darle la vuelta» a esta situación para evitar precisamente que las mujeres se vean expuestas a una mayor «injusticia climática».

Mujeres: dobles víctimas del clima

¿Por qué se puede considerar que las mujeres son dobles víctimas del cambio climático? Es necesario resaltar aquí el papel que juega la mujer en muchos países en la búsqueda, cultivo, recolección y generación de alimentos, así como en la búsqueda de agua.

Del mismo modo, su involucración en el cuidado y soporte familiar se multiplica en muchos casos. Cuando cruzamos estas variables con la del clima, vemos que su figura se ve mucho más afectada que la del hombre.

Estudios indican, de hecho, que las mujeres son el 80% de los refugiados climáticos y las más perjudicadas por las temperaturas extremas y los desastres naturales. 

VÍDEO RELACIONADO: ¿QUIÉNES SON LOS REFUGIADOS CLIMÁTICOS?