Secciones

Actualidad Muere un hombre en Ávila por la fiebre Crimea-Congo tras picarle una garrapata

El aumento de la vegetación tras una lluviosa primavera ha incrementado la presencia de garrapatas

Un hombre de 74 años ha muerto en Ávila por la fiebre Crimea-Congo (FHCC), un virus cuya principal vía de transmisión es la picadura de la garrapata del género Hyalomma.

La víctima había participado en julio en una actividad cinegética en la localidad de Helechosa de los Montes (Badajoz), donde podría haber sufrido la picadura de una garrapata, según han informado este jueves fuentes de la Consejería de Sanidad de Castilla y León.

En los últimos años, los expertos han constatado un considerable aumento de la incidencia de estos parásitos en el ser humano a pesar de ser un artrópodo que afecta en mayor medida a los animales.

La fiebre Crimea-Congo es una enfermedad vírica, emergente en Europa Occidental. Puede ser transmitida entre seres humanos en casos de contacto estrecho con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de personas infectadas. En 2016, se confirmaron los dos primeros casos de esta enfermedad en España: un hombre tras sufrir una picadura de una garrapata y la enfermera que loe atendió.

Meteorología y garrapatas

El aumento de la vegetación como consecuencia de una lluviosa primavera ha provocado también un crecimiento en el número de insectos como garrapatas y mosquitos y, en consecuencia, sus picaduras. Un incremento de la población de estos bichos más presente en el campo pero que también afecta a las ciudades.

El hábitat común de las garrapatas son las hierbas del campo. Aunque en el caso de zonas urbanas, especialmente cuando las temperaturas son más altas, estos insectos intentan mitigar los efectos del calor en viviendas ajardinadas y áreas con vegetación.

Cómo evitar las picaduras de garrapatas

Las campañas informativas lanzadas por las autoridades sanitarias recomiendan lo siguiente:

  • Usar ropa y calzado adecuados durante las salidas al campo.
  • Transitar por los caminos ya trazados
  • Utilizar repelentes tanto para las personas como para los animales de compañía
  • Retirar adecuadamente las garrapatas que se puedan haber fijado en los animales de compañía, o acudir a un profesional para hacerlo.