Secciones

Cambio Climático Movilidad sostenible: ¿cuál es la opción de transporte más segura y eficiente tras la pandemia?

El transporte individual reduce el riesgo de contagio y existen alternativas sostenibles para evitar que aumente la contaminación

VÍDEO: LA CALIDAD DEL AIRE HA MEJORADO, PERO ¿QUÉ PASARÁ CUANDO VOLVAMOS A LA NORMALIDAD?

Con el comienzo de la desescalada y el desconfinamiento en este mes de mayo, muchas personas ya pueden salir de sus casas a pasear o a hacer deporte.

Además, para muchos ciudadanos también se inicia la vuelta al trabajo, lo que requiere de una movilidad de transporte segura y responsable para que cada uno acuda a su puesto laboral en el caso de que sea necesario sin riesgo de contagio.

mascarilla-transporte-coronavirus

Este nuevo panorama plantea cuestiones sobre qué medio de transporte es el más seguro para los ciudadanos con el fin de minimizar las posibilidades de nuevos contagios del coronavirus COVID-19. Y, a la vez, tener en cuenta las alternativas más sostenibles para evitar repuntes en la contaminación.

La UE insta a las empresas a que faciliten a los trabajadores el uso de transporte individual en vez de colectivo

En este aspecto, la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) ha publicado en los últimos días una guía en la que se recogen consejos, recomendaciones y otras cuestiones para minimizar el impacto del coronavirus ante la vuelta al trabajo.

Así, desde la Unión Europea instan a las empresas a potenciar el teletrabajo y en el caso de que no sea posible, “faciliten a los trabajadores el uso de transporte individual en vez de colectivo”, detallan en esta guía.

Pero, ¿qué alternativas sostenibles hay de transporte individual?

Transporte individual vs contaminación

Durante las semanas de confinamiento, ciudades como Madrid han conseguido reducir sus gases de NO2 (los que proceden principalmente del tráfico rodado) que no tenía desde hace 60 años. Una situación que nos ha permitido mejorar notablemente nuestra calidad del aire. Y es que el tráfico rodado se ha reducido durante la pandemia en casi un 90% durante los días laborables.

Aunque los transportes colectivos -como el autobús, metro, tren…- son vías de traslado que resultan costo-eficientes, por el elevado número de pasajeros que transportan, lo cierto es que en este momento no son las más seguras para evitar los contagios por Covid19.

De ahí que muchas ciudades ya trabajen en fomentar vías de movilidad individual que, además de evitar el riesgo de contagio por coronavirus -prioridad en este momento-, también contribuyan en no incrementar la contaminación en las urbes.

Movilidad sostenible: coches o motos cero emisiones, bicicleta y andar

Una de las alternativa más sostenibles y seguras de transporte en esta desescalada, en este sentido, serían los coches cero emisiones: eléctricos, híbridos, híbridos enchufables… Con ellos, es posible realizar viajes individuales, que aseguran el distanciamiento social, y a la vez reducir la huella de carbono que generamos con el tráfico rodado.

Los coches, tal y como han indicado desde el Ministerio de Sanidad, podrán desplazar dos personas por cada fila de asientos, siempre que utilicen mascarillas y respeten la máxima distancia posible entre los ocupantes.

La bicicleta es otro de los medios de transporte más sostenibles que existen. Aquellos que dispongan de facilidades para cogerla en su ciudad, contribuirán con el planeta y con la responsabilidad de hacer viajes seguros que eviten el riesgo de contagio.

Algunas ciudades del mundo, como Berlín, México DF o Bogotá, ya están creando carriles bici provisionales para favorecer un medio de transporte alternativo que permita el distanciamiento social.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad recomienda que “siempre que se pueda” se prioricen aquellas opciones de movilidad que mejor garanticen la distancia interpersonal de aproximadamente 2 metros.

“Por esta razón, es preferible en esta situación el transporte individual”, señala el documento ‘Buenas prácticas en los centros de trabajo: Medidas para la prevención de contagios del COVID-19’.

Pero si además queremos que nuestra forma de transportarnos sea eficiente, las alternativas idóneas serían ir andando, en bicicleta o coche o moto cero emisiones.