Secciones

Verano


El verano en astronomía es el período comprendido entre el solsticio de verano y el equinoccio de otoño. Se caracteriza por tener las temperaturas más altas del año, excepto en algunas regiones tropicales. Por lo general, el verano ocurre en los meses de junio, julio y agosto en el hemisferio norte y los meses de diciembre, enero y febrero en el hemisferio sur.

El solsticio de verano (del latín sol («Sol») y sistere («permanecer quieto») se presenta entre el 20 y el 22 de junio en el hemisferio norte cuando el semieje de un planeta, tanto en el hemisferio norte como en el sur, está más inclinado hacia la estrella de su órbita. La inclinación máxima del eje de la Tierra hacia el Sol es de 23° 27′ y sucede dos veces al año cuando el Sol alcanza su posición más alta en el cielo.

solsticio_de_verano

El verano es la estación más cálida y seca del año y una de sus características es que los días son más largos y las noches más cortas. El día del solsticio de verano tiene el mayor período de luz del día (el día más largo del año); la excepción son las regiones polares, en donde la luz del día es continua desde unos pocos días hasta seis meses en torno al solsticio de verano.

También hablamos, en meteorología y climatología, de verano meteorológico o climatológico que en nuestro hemisferio se inicia el 1 de junio y finaliza el 31 de agosto.

Verano

En muchas culturas, las estaciones tienen un inicio diferente, basadas en fenómenos astronómicos o meteorológicos. Se le cataloga como verano boreal, cuando ocurre en el hemisferio norte, o austral, cuando se produce en el hemisferio sur.

Cabe añadir que en la zona intertropical a veces se emplea el término «verano» para referirse a la estación seca, e «invierno» para la estación lluviosa.

Te puede interesar: