Secciones

Oscilación del Atlántico Norte (NAO)


Es un fenómeno climático en el norte del océano Atlántico, de fluctuaciones en la diferencia de presión atmosférica entre la baja islandesa y la alta de Azores o anticiclón de las Azores. Moviéndose de este a oeste entre la baja de Islandia y la alta de las Azores, va controlando la fuerza y la dirección de los vientos del oeste y las formaciones tormentosas a través del Atlántico Norte. Tiene dos fases: la positiva y la negativa.

En la fase positiva la alta subtropical y la baja polar se intensifican. Este aumento en la diferencia de presión da lugar a un aumento en el número e intensidad de las tormentas invernales, que, con dirección nordeste, cruzan el océano Atlántico. Esto provoca inviernos calientes y húmedos en el norte de Europa e inviernos fríos y secos en Canadá y el norte de Groenlandia. Además el este de Norteamérica presenta inviernos suaves y húmedos. En la Península Ibérica disminuye la precipitación invernal.

En la fase negativa, el alta subtropical y la baja de Islandia se atenúan. Esta disminución del gradiente de presión da lugar a un menor número de tormentas y además con menor intensidad. La trayectoria de estas se desplaza hacia el sur y este aire húmedo desplazado hacia el Mediterráneo trae a Europa un aumento de la precipitación y frío a Europa del Norte. La costa este de Estados Unidos experimenta entradas de aire más frio y por lo tanto nevadas.