Secciones

Sostenibilidad Material escolar ecológico para esta vuelta al cole

La vuelta al cole con papelería sostenible, material escolar reciclado y alternativas al plástico. ¡Aprobados!

Llega la vuelta al cole con los nervios de los más pequeños, el chándal que se ha quedado pequeño, los nuevos materiales que hay que llevar a clase, y este año, además, los kits con mascarillas y gel hidroalcohólico. Una locura para los padres que deben preparar todo lo que sus hijos necesitan. Seguro que están pendientes de todo, pero aún es posible hacerlo mejor si escogemos material escolar ecológico para esta vuelta al cole.

Revisa tus materiales, para una vuelta al cole ecológica. Fuente: Pexels

La marca Pilot ha lanzado una variedad de bolígrafos y rotuladores fabricados con plástico pet reciclado de botellas y de plásticos recuperados del océano, y en playas, lagos y ríos. Este material escolar reciclado forma parte de su serie ‘Begreen’, en la que han desarrollado los B2P Ecoball, unos bolígrafos en los que el 86,6 % del plástico que utiliza proviene de reciclaje, y un 2,55 % procede de plástico recogido en los océanos.

Plástico reciclado para un material escolar ecológico

Es decir, el 89% del plástico con el que están fabricados ha sido recuperado del reciclaje, limpiando además los mares de la basura plástica que acaba en ellos. Este uso del plástico reciclado hace que cada bolígrafo así fabricado, tenga un 36% menos de huella de carbono.

Bolígrafos fabricado con botellás y plástico recuperado del oceano. Fuente: Propia.

Pero la cosa no se detiene ahí. Son rellenables, y, según nos dice el fabricante, con solo recargarlo tres veces ya estaría compensando sus emisiones de CO2. Se calcula que rellenarlo en esas tres ocasiones mencionadas reduce el impacto medioambiental total del bolígrafo en un 85% en comparación a la compra de tres nuevos bolis. No es el único fabricante que crea bolígrafos recargables. Busca esta utilidad en los que compres y podrás decir que usas papelería sostenible.  

Resina sintética frente a madera

Existen más opciones en cuanto a material escolar ecológico de escritura, como los lápices de grafito BIC Ecosolutions. Estos lapiceros son respetuosos con el medio ambiente porque han sido fabricado utilizando resina sintética (sin madera). Además, el 57% de su material proviene de material reciclado. También cuentan con bolígrafos BIC Round Stic Ecosolutions, fabricados con un 74% de materiales reciclados.

Las pinturas, de madera sostenible o resina sintética. Fuente: Pexels

Es importante también tener en cuenta el embalaje en el que se comercializan. El material escolar más ecológico irá en un empaquetado de cartón reciclado, reduciendo al máximo posible el plástico utilizado. En papelería sostenible de origen francés, como esta, podrás ver si es ecológico si lleva la certificación de Afnor, y el emblema ‘NF Environment’.

Pero si eres de los lápices «de siempre», comentarte que Alpino, la marca por excelencia de lápices de madera de colores que opera desde 1943, tiene públicos sus planes de compromiso con el desarrollo sostenible para cuidar del medio ambiente. En la producción de su material escolar, contribuyen a la mejora del planeta, minimizando sus residuos, usando materiales no contaminantes, controlando el gasto de electricidad y cuidando el agua gracias a su sistema de fabricación bajo en emisiones contaminantes.

Alpino, la marca por excelencia de lápices de colores que opera desde 1943. Fuente: Alpino

Gomas de borrar sin ftalatos

Útiles de escritura no son los únicos ejemplos de material escolar ecológico. Hay mucho más productos. Por ejemplo, las gomas de borrar de Faber Castell,  Fabricadas sin ftalatos (que pueden resultar tóxicos), están libres de plomo y de PVC. También Staedtler cuenta con gomas en cuya fabricación no ha intervenido el PVC. Para eliminar errores contamos además con los correctores formato typex. Elígelos ecológicos, es decir, con base de agua y sin disolventes. Evitarás contaminación.

La vuelta al cole, mejor si es divertida. Fuente: Pexels

Este último compuesto, el PVC, cuyas siglas significan policloruro de vinilo,  es una combinación química de carbono, hidrógeno y cloro. Sus componentes provienen del petróleo bruto (43%) y de la sal (57%), por lo que, evitándolo reducimos enormemente la huella en carbono, y colaboramos en la lucha contra el cambio climático.

Las palabras ‘PVC Free’ o un triángulo formado por flechas y un tres nos indican que ese producto no contiene este material

Hay estudios además que hablan de la toxicidad del PVC, como una de las sustancias sintéticas que son disruptores endocrinos, a los que se asocian algunos tipos de cánceres. Las palabras ‘PVC Free’ o un triángulo formado por flechas que se suceden y un tres dentro nos indican que ese producto no contiene este material.

Vuelta al cole ecológica, con materiales sostenibles. Fuente: Pexels

El PVC se usa para fabricar reglas y cartabones, forros para los libros, archivadores o carpetas de plástico, plastilinas y masillas para pegar. Lo mejor Elegir materiales naturales, como caucho natural o madera, sin pintar ni barnizar. El PVC se puede encontrar igualmente en rotuladores, además de estuches y mochilas. Las colecciones School y Urban de mochilas de Gabol son PVC Free y están libres de cloruro de polivinilo.  

Cuadernos y folios reciclados

Imprescindible en nuestra lista de material escolar ecológico contar con cuadernos y folios de papel reciclado. La marca española Miquelrius cuenta con cuadernos de espiral con tapas 100% procedentes de cartón reciclado, y hojas también de papel reciclado y un excelente gramaje.

Si no podemos usar papel reciclado mejor que el papel empleado tenga certificación FSC o PEFC, y no contenga cloro

Si no podemos usar papel reciclado, porque no siempre es posible, sobre todo para determinados usos, deberemos comprobar que el papel empleado tiene certificación FSC o PEFC, y no contienen cloro. El sello FSC garantiza que el papel proviene de cultivos forestales sostenible, y se ha fabricado sin seguir procesos contaminantes. La garantía PEFC también certifica que el papel proviene de bosques gestionados de manera sostenible.

Mejor usar libros reutilizados de alumnos anteriores. Fuente: Pexels

También debería intentarse que los libros de texto estén fabricados de manera sostenible, siguiendo los estándares FSC o PEFC. Aunque lo mejor será reutilizar libros de otros años, bien mediante los bancos de libros que ya existen en muchos centros educativos, o busca comprarlo de segunda mano. Hay muchas apps que te ayudarán.

Mochilas sin PVC

Hemos hablado de mochilas, pero hay otros elementos que también forman parte del día a día escolar. Por ejemplo: el bocadillo. Mejor olvidémonos de papel film o de aluminio. Existen ya numerosas marcas que fabrican bolsas portabocadillos, que pueden reutilizarse, y que se lavan. Una alternativa sostenible al plástico.

Hay que olvidarse de las botellas de plástico de un solo uso y optar por otras reutilizables

Hay que olvidarse también de las botellas de plástico. Compremos una botella que se puede rellenar cada de día de agua, para evitar las de un solo uso e incrementar sin parar los residuos que producimos. Si nos decantamos por botellas de plástico, al estilo de los bidones de ciclista, deberemos optar por lo que sean BPA Free, es decir, libres de Bisphenol. A la vuelta a casa tras las clases, basta un poco de jabón y agua templada y ya está limpia para usar el día siguiente.

Recuerda: mejor ir andando

Y para acabar con las recomendaciones para una vuelta al cole ecológica, y aunque no se trate de material escolar, no voy a dejar de recordaros que, siempre que la distancia lo permita, lo mejor es desplazarse hasta el colegio andando. Con ello libramos al planeta de una buena parte de emisiones de CO2. Así que, padres, echad un vistazo a los planes alternativos de vuelta al trabajo y al cole sin contaminar.