Secciones

Consejos Mascarilla y sudor: ¿cuándo es mejor cambiarla?

Factores como la humedad pueden deteriorar las mascarillas y perjudicar su efectividad ante el coronavirus

VÍDEO: CONSEJOS PARA LLEVAR LA MASCARILLA CON CALOR

La mascarilla se ha convertido en una prenda esencial durante la nueva normalidad. Sin embargo, las condiciones ambientales del verano en lugares como España pueden perjudicar su efectividad, especialmente, por causas como la sudoración o la humedad que se genera al respirar.

mascarilla-calor-sudor-verano

Ante estas situaciones, los expertos recomiendan adoptar las medidas oportunas para mantener esta barrera de seguridad que evita los contagios del coronavirus COVID-19.  “En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituir la mascarilla por otra”, detallan desde el Ministerio de Sanidad. 

La mascarilla nunca debe utilizarse si esta rasgada o húmeda

Además, es importante recordar que la mascarilla se considera un producto no sanitario que debe cubrir la boca, la nariz y la barbilla que debe estar sujeta a la cara a través de la cabeza o las orejas.

Tiempo de uso de la mascarilla

En concreto, las autoridades y los profesionales sanitarios recomiendan no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 horas, principalmente por cuestiones de comodidad e higiene.

Bajo ningún concepto debe usar una mascarilla poco ajustada

Por ejemplo, si la mascarilla es de un único uso, debe tirarse a la basura con el reciclaje correcto en el momento en el que se rompa o esté húmeda por el sudor y otros factores. Mientras que si la mascarilla es lavable o reutilizable, se deben cumplir los procesos que marca cada fabricante para que no pierda su eficacia. 

mascarillas reutilizables

De todos modos, ante las dudas que muchos ciudadanos tienen sobre la utilización de las mascarillas y sobre cómo ha de ponerse y quitarse, las distintas administraciones públicas del ámbito sanitario han establecido diferentes documentos informativos para comunicar a la población cómo debe usarse la mascarilla, cuándo debe dejar de usarse, y cómo debe retirarse. 

Por su parte el Ministerio de Sanidad especifica que la mascarilla nunca debe utilizarse si esta rasgada, húmeda o con mucha suciedad. Además, siempre debe cubrir de forma correcta tanto la boca como la nariz con un ajuste firme pero sin oprimir. Es decir, bajo ningún concepto hay que usar una mascarilla que una vez puesta queda poco ajustada, ya que pierde su eficacia y nunca debe ser arrojada al suelo.