Secciones

Actualidad ¿Habrá menos gripe este año gracias a la mascarilla?

El uso de la mascarilla, el distanciamiento social, las medidas de prevención contra el coronavirus y el adelanto de la vacunación pueden reducir el impacto de esta enfermedad

La temporada de gripe se inicia tradicionalmente en unas semanas, pero las autoridades sanitarias ya han comenzado a prepararse debido a la pandemia mundial. Las particularidades de este año, con el uso de la mascarilla, el distanciamiento social y otras medidas de prevención contra el coronavirus hacen pueden reducir la incidencia de esta enfermedad. 

mascarilla-transporte-coronavirus

“A mediados de octubre y principios de otoño vamos a empezar a convivir con otros virus, como el de la gripe. Lo bueno es que la mascarilla que nos protege contra el coronavirus también debería protegernos contra estos virus. Pero por múltiples factores, se presenta un otoño complicado sino lo evitamos”, José Antonio López Guerrero, profesor titular de microbiología y director del grupo de Neurovirología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

La pasada temporada 2019-2020 se confirmaron más de 619000 casos de gripe

No obstante, aún es pronto para hacer vaticinios ya que la temporada comienza en torno a la primera semana de octubre y la máxima incidencia de esta enfermedad suele ser en enero. 

Adelanto de la vacunación

En previsión a posibles complicaciones en el sistema sanitario, varias comunidades autónomas han adelantado la campaña de vacunación para intentar contener la incidencia de la gripe y minimizar su impacto con respecto a otros años. 

Es más, el Ministerio de Sanidad anunció en julio que para evitar las consecuencias de una posible coexistencia de la gripe estacional y la COVID-19, se ha impulsado “una compra extraordinaria de vacuna de gripe estacional adicional a la compra habitual por las CCAA” de unos 5 millones de dosis. Todo ello con el objetivo de aumentar la cobertura de vacunación entre los grupos vulnerables, profesionales sanitarios y otros trabajadores esenciales.

Según apunta el Sistema Nacional de Vigilancia de la Gripe, la pasada temporada 2019-2020 se confirmaron más de 619000 casos de gripe en España, 27000 hospitalizados y los fallecimientos atribuibles a esta enfermedad se estiman en unas 3.900. 

El objetivo es proteger a las personas más vulnerables a la gripe, disminuyendo lo máximo posible la incidencia

Por su parte, las autoridades sanitarias detallan que gracias a la vacunación de la gripe de los colectivos más vulnerables se ha evitado un 37% de muertes, un 26 % de las hospitalizaciones y un 40% de los ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales.

Un año excepcional

Por su parte, desde el Ministerio de Sanidad también han modificado sus recomendaciones con respecto a otros años por la excepcionalidad de este otoño. 

“Para esta campaña, dada la incertidumbre en torno al comportamiento que pueda presentar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, se realiza un énfasis especial en aumentar las coberturas de vacunación frente a la gripe especialmente en el personal sanitario y sociosanitario, personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años y personas de cualquier edad con condiciones de riesgo”, explican en el documento de recomendaciones. 

mascarilla-coronavirus-contagio

Así, en la temporada 2020 – 2021 se pretende alcanzar o superar coberturas de vacunación del 75% en mayores, preferentemente a partir de 65 años y en el personal sanitario y sociosanitario, así como superar el 60% en embarazadas y en personas con condiciones de riesgo.

“El objetivo es proteger a las personas más vulnerables a la gripe, disminuyendo lo máximo posible la incidencia de gripe en estos grupos diana y contribuyendo a reducir el impacto sobre la presión asistencial”, explican en ese documento.