Secciones

Cambio Climático Más tormentas severas en Europa a finales de siglo

Según los escenarios de cambio climático irán a más en la mayor parte del continente.

Los fenómenos meteorológicos extremos asociados a tormentas como los tornados, las fuertes rachas de viento y la precipitación en forma de granizo constituyen una parte considerable de las pérdidas económicas asociadas a la meteorología, especialmente cuando se trata de tormentas muy organizadas, con estructuras como las supercélulas que afectan a una amplia región.

Imagen de una supercélula, una estructura de una tormenta muy organizada.

Según un estudio publicado recientemente, aumentarán las tormentas fuertes a finales de este siglo, especialmente en el norte del continente. El actual cambio climático se asocia con una serie de cambios en la atmósfera, como los aumentos generalizados de vapor de agua contenido en las capas más bajas y la cada vez más evidente ondulación del chorro polar como resultado de la amplificación ártica (calentamiento más acentuado en esta zona del planeta).

El estudio se centra en la ocurrencia de fenómenos atmosféricos propios de las situaciones de gran inestabilidad: rayos, granizo de gran tamaño y rachas de viento superiores a 90 km/h. Para saber cómo serán en unas décadas, se han utilizado dos escenarios distintos de emisiones RCP4.5 y RCP8.5, siendo el último mucho más pesimista.

Figura 1. Porcentaje de la variación anual de rayos en Europa para los dos distintos escenarios de emisiones para el periodo 2071-2100. Fuente: Anja T. Rädler et. al

Según los resultados del estudio, aumentaría el número anual de rayos en la mayor parte de Europa excepto en el sureste y el suroeste, donde se encuentra España.

¿A qué podría deberse que ocurriera algo así en el sur del continente?

Según este estudio, la humedad en niveles medios de la atmósfera podría verse reducida en el sur debido al desplazamiento hacia el norte de la corriente descendente de la celda de Hadley que es la que está asociada a zonas áridas.

Figura 2. Humedad relativa y su cambio absoluto para el periodo 2071-2100 con el escenario RCP8.5 Fuente: Anja T. Rädler et. al

Por el contrario, como se aprecia en la imagen anterior, la humedad relativa aumentaría en el norte y, por tanto, sería un entorno más favorable a la formación de tormentas y a la ocurrencia de descargas eléctricas.

En el peor escenario, se produciría un incremento del número de rayos de más del 20% en el norte y el este de Europa.

Esto nos recuerda que este pasado verano 2019 se registraron rayos muy cercanos al Polo Norte, a menos de 200 kilómetros, algo que no tenía precedentes.

Más daños: granizo de gran tamaño

Según el estudio, se espera un aumento generalizado del granizo de tamaño superior a los 5 centímetros de diámetro en toda Europa, incluida España.

Este resultado corresponde con la media de los modelos utilizados, pero precisamente es en nuestro país donde los modelos presentan entre sí tendencias totalmente opuestas para la variación del granizo de gran tamaño y de las rachas de viento.