Secciones

Consejos Consejos para mantener ‘vivas’ tus plantas mientras estás de vacaciones

Ya puedes irte de viaje tranquilo: tus plantas sobrevivirán gracias a estos sistemas automáticos de riego

En pocas semanas comienza el esperado verano y con él llega el momento en el que la gran mayoría de las personas disfruta de unos días de vacaciones. Generalmente ese tiempo dedicado al descanso lo solemos pasar fuera de nuestro hogar para “cambiar de aires” y hacer un paréntesis en nuestra rutina del resto del año.

Si se tiene la suerte de pasar una larga temporada fuera, es habitual que se confíe a un amigo o familiar la tarea de darse una vuelta por casa para comprobar que todo esté en su sitio y regar las plantas. Las altas temperaturas y la falta de humedad pueden ser fatales, sobre todo en interiores. Pero hay que asumir que no todo el mundo sabe cómo cuidarlas.

Para pequeños jardines y terrazas

Si lo que se tiene es un pequeño jardín o una terraza, generalmente solo es necesario regar las plantas con cierta regularidad teniendo en cuenta que el exceso de agua puede ser tan perjudicial como la falta de ella. Lo más aconsejable para quedarse tranquilo es utilizar sistemas automáticos y liberar de esta responsabilidad a nuestro vecino, padres o mejor amigo.

Antes de decidirse por uno, hay que tener en cuenta si las plantas están en  exterior o interior, cuántos puntos de riego se necesitan y la frecuencia necesaria. Optar por un sistema lo más flexible posible tiene la ventaja de poder adaptarlo a las diferentes circunstancias de nuestro jardín, según la época del año o los cambios que realicemos en él.

Para terrazas o zonas donde no tenemos un grifo al que añadir un programador, el sistema de riego automático de Gardena, por ejemplo, permite cuidar hasta 36 macetas al mismo tiempo y dispone de tres caudales diferentes para adaptarlo a las necesidades de cada planta.

Optar por un sistema lo más flexible posible tiene la ventaja de poder adaptarlo a las diferentes circunstancias de nuestro jardín

Si no es suficiente con el máximo, se puede dar más agua a una planta utilizando hasta tres distribuidores. El sistema cuenta con un temporizador que se activa a diario durante un minuto y gracias a que su transformador está completamente sellado se puede usar tanto en interior como en exterior.

En el caso de necesitar un depósito para el abastecimiento de agua, existe la posibilidad de adquirir un sistema con depósito de agua. El de Gardena tiene una capacidad de nueve litros. Tan solo hay que dejarlo lleno antes de salir de vacaciones, con las mangueras correctamente instaladas, el temporizador programado y el resto se hará solo.

Cuidado a distancia

En el caso de jardines de tamaño mediano y grande en los que, además de macetas, también hay césped u otro tipo de plantas ornamentales, lo más aconsejable es utilizar un programador de riego.  Lo habitual es que cuando se crea un jardín en estas superficies más amplias ya se instale uno que ayude a su mantenimiento durante todo el año.

A la hora de elegirlo hay que fijarse en las diferentes opciones para automatizar el riego y comprobar si también es válido cuando uno pasa varios días fuera de casa, como ocurre durante las vacaciones.

Para este caso es recomendable que el sistema permita hacer varias programaciones, como ocurre con los modelos Select, con tres; y Master, con seis. Cada una de las programaciones son independientes del resto y se pueden configurar utilizando una pantalla LCD donde ver todos los datos de un solo vistazo.

Los sensores de humedad de los programadores de riego permiten cambiar la regularidad de regado según cada necesidad

Con estas tareas automatizadas podría parecer que ya nos podemos ir tranquilos. Sin embargo, las condiciones meteorológicas pueden cambiar mientras estemos fueras. Las tormentas de verano o unas temperaturas más altas de lo esperado pueden afectar a las plantas de nuestro jardín. Afortunadamente, hay remedios para solventar estos imprevistos.

El más sencillo es utilizar un sensor de humedad que se encarga de abrir o cerrar el caudal de agua según las necesidades del suelo. Pero si lo que se quiere es tener todo bajo control el Programado Smart de Gardena es la mejor opción para supervisar el estado de nuestro jardín a distancia.

Este sistema cuenta con una aplicación que permite gestionar el riego directamente desde un teléfono móvil y asegurarse de que cuando uno vuelva a casa sus plantas estarán tal y como las había dejado antes de irse.