Secciones

Consejos Mala combustión de caldera de gas: ¿cómo evitarlo?

Las calderas son instalaciones cada vez más seguras, aunque no están exentas de ciertos cuidados. ¿Cómo evitar una mala combustión?

VIDEO. 5 TRUCOS PARA CALENTAR LA CASA SIN GASTAR

Se estima que cada invierno se ponen en funcionamiento 7,5 millones de calderas de gas en España. Por ello, con la llegada del frío es momento de preparar los radiadores y conocer los riesgos de un mal funcionamiento de la caldera. Aunque, por lo general, son instalaciones cada vez más seguras, no están exentas de ciertos cuidados.

Uno de los mayores temores en las calderas de gas es una mala combustión, es decir, que el gas no quema de manera adecuada. Un exceso de monóxido de carbono podría ser mortal. ¿Cómo se produce y cómo evitarlo?

Para detectar una mala combustión, hay algunos indicios que pueden ayudarte.

  • La llama de la caldera de gas debe ser de color azul y estable, lo que significa que la caldera quema correctamente la totalidad del gas. Si es amarilla o anaranjada, llama al técnico. Indica una mala combustión o una fuga.
  • Si en la caldera aparecen manchas amarillas o marrones alrededor de la llama, también significa que algo no va bien.
  • Si los indicadores luminosos del aparato se apagan a menudo o se muestran en rojo.

Otra señal que advierte de una anomalía es el olor a gas, que suele ser indicativo de una posible fuga. En ese caso debemos cerrar la llave de paso del gas, ventilar la habitación y ante todo evitar encender cualquier dispositivo o llama. (Ni siquiera deberías utilizar el teléfono móvil o accionar interruptores).

Uno de los mayores temores en las calderas de gas es una mala combustión

Además, comprueba que la ventilación es adecuada. Es necesario que estén colocadas en espacios con una buena ventilación y revisar que la salida de humos y las rendijas de ventilación no queden taponadas.

Síntomas de intoxicación por mala combustión

Los síntomas más habituales de intoxicación por monóxido de carbono son vómitos, mareos y sudoración. Por ello, si notas alguno de estos síntomas debes buscar atención sanitaria y abrir todas las ventanas de la casa para ventilar y que salga el gas acumulado.

Hay que revisar posibles fugas, grietas, ventilaciones bloqueadas, instalaciones defectuosas o fallos en indicaciones luminosas de la caldera

Un truco para comprobar si la caldera quema los gases de forma correcta es poner un espejo o cristal en la zona de la llama. Si ves que se empaña significa que los gases no están saliendo al exterior.

VER MÁS. CALEFACCIÓN SOLAR CASERA PARA NO GASTAR