Secciones

¿Sabías que...? Luna llena de octubre 2018: Llega la luna del cazador

Encaramos la recta final de octubre con dos fechas muy marcadas. El cambio de hora (que tendrá lugar en la noche del sábado 27 al 28 de octubre) y la popular celebración de Halloween, el 31 de octubre. Pero antes de todo esto, nos espera la luna llena de octubre…

La luna llena de octubre estará en compañía de Urano

La luna llena de octubre no va a estar sola en el firmamento. Va a estar, visualmente, muy cerca del planeta Urano. En realidad, ambos objetos estarán separados por cientos de millones de kilómetros de distancia. Además, Urano será difícil de ver, por ser muy tenue y, además, por el brillo de nuestro satélite. En la Península Ibérica, la Luna será visible hacia las 19:45 (el momento exacto variará en función del lugar).

La luna del cazador sobre el Río del Oso en Wyoming (Estados Unidos).
Crédito: Katie Theule/USFWS

Alcanzará el punto más alto en el firmamento hacia la 01:30  y se pondrá por el horizonte hacia las 07:45, aproximadamente con el amanecer. Se encuentra cerca de la constelación de la Ballena (también llamada Cetus). Urano, por su parte, será visible toda la noche. Además, el planeta se encuentra en oposición. Es decir, la Tierra está directamente entre el Sol y Urano, por lo que lo podemos observar con su máximo brillo.

Marte será visible durante las primeras horas de la noche y hasta bien entrada la madrugada. Se pondrá bajo el horizonte hacia las 2:20.

Además, no estarán solos. Marte será visible durante las primeras horas de la noche y hasta bien entrada la madrugada. Se pondrá bajo el horizonte hacia las 2:20. Júpiter, por su parte, se pondrá hacia las 20:35, poco después del atardecer. Saturno será visible hasta las 23:00. Neptuno también será visible (aunque es necesario disponer de telescopio y cielos oscuros) durante gran parte de la noche. Solo Mercurio y Venus no serán visibles.

Algunas constelaciones también serán visibles

Estas noches, además, podemos observar el firmamento a medida que cambia de las constelaciones típicas del verano a las del invierno. Por el este, podremos observar las constelaciones de Tauro y Orión, suficientemente brillantes para verlas incluso desde las ciudades. En el oeste, por su parte, veremos cómo se van poniendo, bajo el horizonte, las constelaciones del verano, como Lira, El cisne (Cygnus) y el Águila (Aquila).

La luna llena sobre Ystad (Suecia).
Crédito: Jonn Leffmann

La luna llena es un buen momento para sacar fotos bonitas del firmamento. Sin embargo, recuerda, si quieres fotografiar la superficie del satélite, es aconsejable esperar a las fases de cuarto menguante o creciente. En ellas, la luz de la del Sol no ilumina la superficie de frente y proyecta sombras más largas. Por otro lado, tampoco es posible observar los objetos celestes más tenues, ya que quedan ocultos por su brillo.

A todo esto hay que sumar que no hay ninguna lluvia de estrellas activa en estas fechas. O, al menos, ninguna particularmente intensa. Por lo que la posibilidad de ver meteoritos que iluminen el cielo, allá donde la contaminación lumínica sea suficientemente baja, es menor que en otras ocasiones. En cualquier caso, si tienes un telescopio o unos prismáticos, hay multitud de objetos que puedes observar, como el cúmulo abierto NGC 869.

La luna del cazador

La luna entrará en fase de luna llena, exactamente, a las 17:45 del 24 de octubre. Es decir, antes de que se eleve sobre el horizonte. En la cultura popular, la luna llena de octubre es conocida como la luna del cazador. El nombre proviene del hecho de que esta luna llena tiene lugar cuando comienza la época de caza de muchos animales. Pero hay otros nombres que resultan igualmente llamativos. Los indios Ojibwe, por ejemplo, la conocen como la Luna de la congelación.

La luna entrará en fase de luna llena, exactamente, a las 17:45 del 24 de octubre

El nombre proviene de que las primeras heladas tienen lugar en este mes del año. Los indios Cree la conocen como la Luna de la migración. Es en esta época del año cuando, en Norteamérica, muchas especies migratorias comienzan su viaje hacia lugares más cálidos. Son solo algunos ejemplos de nombres de la luna llena de octubre. Los indios Tlingit, por ejemplo, la llaman la Luna Grande, y los Haida la conocen como la Luna del hielo.

Mientras tanto, en el hemisferio sur, nos encontramos con el extremo opuesto. Allí se acerca el verano y los nombres de la luna llena lo reflejan. Para los maoríes de Nueva Zelanda, esta luna llena, y la de noviembre, indican la llegada del verano. Las describen como el tiempo en que el Sol coge fuerza. Sea como fuere, octubre es un mes especial porque siempre confluyen diferentes factores, ¡como el cambio de hora o la popular fiesta de Halloween!

VÍDEO: ¿CÓMO AFECTA LA LUNA LLENA A LOS HUMANOS?