Secciones

¿Sabías que...? Luna llena de mayo 2018: la luna de las flores

La luna llena de mayo 2018 estará en la magnífica compañía de varios planetas del sistema solar en la noche del 29 de mayo

Llega la recta final del mes y, con ella, la luna llena de mayo 2018, popularmente conocida como la luna de las flores. Lo mejor de todo es que, en esta ocasión, nuestro satélite estará en la magnífica compañía de varios planetas del sistema solar. ¡Es una gran ocasión!

Este martes, 29 de mayo, nuestro satélite entra en fase de luna llena. El momento exacto será a las 18:20 (horario peninsular, 17:20 en las Islas Canarias). Aunque el momento exacto de plenitud se producirá durante el día, la noche será igualmente magnífica. Pero, ¿por qué sucede esto? ¿por qué la luna llena no sucede durante la noche? El motivo es que la fase se define como el momento preciso en el que el satélite está en el lado opuesto de la Tierra, respecto al Sol.

La luna de las flores llegará el 29 de mayo.
Crédito: Flickr/Jamie Wang

Así que el momento depende de en dónde se encuentre la Luna en su órbita alrededor del planeta. Así que desde un lugar en particular, en ocasiones la luna llena se producirá mientras está por encima del horizonte. En otras ocasiones, sin embargo, será cuando no es visible. Además, hay que recordar que la órbita de nuestro satélite no es un círculo perfecto. Es ligeramente elíptica, con una distancia media de 384.400 kilómetros de nuestro planeta.

La luna llena suele implicar malas fechas para la observación del firmamento. Su brillo impide (o hace más difícil) que podamos observar algunos de los objetos más tenues como nebulosas y galaxias. De hecho, si vives en una zona rural, es muy posible que hayas llegado a ver las sombras que proyecta la Luna. Es un fenómeno espectacular, pero que no es aparente cuando la observamos desde una gran ciudad.

En compañía de los planetas

Estas fechas no son las ideales para fotografiar la superficie del satélite. Las sombras que se proyectan en su superficie son más pronunciadas cuando se encuentra cerca tanto de la fase de cuarto menguante como la de cuarto creciente. Pero esta luna llena de mayo 2018 viene con muy buena compañía. A lo largo de la noche, tendremos la oportunidad de observar los diferentes planetas del Sistema Solar, con mayor o menor dificultad.

Venus puede brillar con tanta intensidad que, bajo las condiciones apropiadas, proyecta sombras sobre la Tierra.
Crédito: Wikimedia Commons/Brocken Inaglory

Mercurio es el caso más complicado. Se encuentra muy cerca del Sol, haciéndose visible sobre el horizonte hacia las 6:20 de la mañana. Apenas unos minutos antes de la salida de la estrella. Nunca hay que mirar directamente al Sol. Ni siquiera durante unos segundos. Venus será visible desde el atardecer hasta las 0:14. Marte será visible a partir de la 1:30 hasta el amanecer. Júpiter será visible durante toda la noche.

Saturno aparecerá sobre el horizonte a partir de las 23:40. Urano, por su parte, será visible desde las 5:00 hasta el amanecer, aunque necesitarás, cómo mínimo, unos prismáticos astronómicos y un cielo sin mucha contaminación lumínica para verlo. Mientras que Neptuno aparecerá sobre el horizonte a partir de las 3:20, sin embargo, necesitarás al menos un telescopio pequeño para poder observarlo y un cielo muy oscuro.

Otros objetos que observar

Venus, Marte, Júpiter y Saturno son fácilmente visibles incluso desde cielos contaminados. Mercurio es también visible, pero por sus circunstancias es mucho más complicado observarlo con facilidad. En estas fechas todavía podemos ver Géminis, una de las constelaciones principales del invierno, poniéndose en el horizonte hacia final de la tarde. Con Cástor y Pólux, sus dos estrellas más brillantes.

También podemos ver otras constelaciones como Leo, Virgo y Libra. Además, ya avanzada la noche, podremos ver el Triángulo de Verano, formado por las estrellas Vega, Deneb y Altair, el popular asterismo (patrón de estrellas, en lugar de una constelación) que es tan familiar durante el período estival. Deneb, en la constelación del Cisne, comparte parte del firmamento con la Vía Láctea, aunque la galaxia no es visible desde lugares con contaminación lumínica.

El plano de nuestra galaxia (que es lo que se puede ver) es todo un espectáculo. Aunque es necesario disponer de un cielo extremadamente oscuro para verlo, es algo que no puedes dejar pasar si tienes la oportunidad. Especialmente si nunca has tenido la oportunidad de verlo. Esa nebulosidad, recorriendo el cielo, si es suficientemente oscuro, es muy llamativa. Estos son, solo, algunos ejemplos de otros objetos que puedes observar.

La luna de las flores

En la cultura popular, esta luna llena es conocida como la luna de las flores. El motivo es que esta es la época del año en la que florecen la mayoría de las flores de la primavera. Pero no es el único término que se utiliza. En algunos lugares de norteamérica, por ejemplo, es conocida como la luna de la rana. Porque esta es la época del año en la que estos anfibios comienzan a mostrarse activos.

En el calendario chino, la luna llena de mayo cae en el cuarto mes del año, conocido como el mes de la acacia, porque es cuando florecen estos árboles. En el calendario musulmán, que comienza cada mes con la luna nueva, este es el mes del Ramadán, en el que solo comen entre el atardecer y el amanecer. La luna llena indica la llegada a la mitad de las festividades. En el hemisferio sur nos encontramos con lo opuesto.

En cualquier caso, esta es la última luna llena de la primavera. La de junio tendrá lugar ya dentro del verano. ¡Esperamos que la disfrutes!

VÍDEO RELACIONADO: ¿CÓMO NOS AFECTA LA LUNA LLENA?