Secciones

¿Sabías que...? Luna llena de marzo 2020: llega la superluna del gusano

Esta luna llena de marzo 2020 será más grande y brillante de lo habitual. Te explicamos por qué

VÍDEO: CONSEJOS PARA NO PERDERTE LA SUPERLUNA DE MARZO 2020

Como cada mes, ya tenemos aquí la cita mensual con nuestro satélite. En esta ocasión, se trata de la superluna del gusano. Es decir, veremos la Luna con un tamaño mayor de lo habitual. Junto a Venus, serán dos objetos muy reconocibles en el firmamento.

Una luna que se sale de lo habitual

No todas las lunas llenas son iguales. O, mejor dicho, no todas las fases de luna llena se producen con nuestro satélite a la misma distancia de la Tierra. Esto provoca que, en ocasiones, esté muy cerca de su punto más próximo a nuestro planeta. En otras ocasiones, por contra, se encuentra muy cerca de su punto más lejano.

Esto provoca, lógicamente, una diferencia en su tamaño aparente. Es decir, podemos verla más grande o pequeña según en donde se encuentre. Cuando está cerca de su perigeo, tenemos una superluna.

La luna llena. Crédito: Pexels

Eso es, precisamente, lo que sucede en este mes de marzo. La luna llena de marzo 2020 va a coincidir con nuestro satélite muy cerca de su perigeo. Eso va a provocar que la Luna sea alrededor de un 10% más grande de lo habitual. No es una diferencia fácil de apreciar si no se observa el cielo a menudo.

A esto le podemos sumar, también, que nuestro satélite será algo más brillante de lo habitual. Todo ello hará que la Luna sea todavía más protagonista de nuestro firmamento.

Esta luna llena de marzo va a coincidir con nuestro satélite muy cerca de su perigeo

Además, estará en la compañía de Venus. Serán los dos objetos más brillantes que podremos observar en las horas posteriores al atardecer. La Luna será visible durante toda la noche. En estas fechas, observar su superficie es una experiencia muy satisfactoria.

Sin embargo, es en las fases de cuarto menguante y creciente cuando podremos apreciar mejor sus detalles. Es en esos momentos cuando las sombras proyectadas en su superficie son mucho más largas. También son malas fechas para la observación de objetos del espacio profundo.

La superluna del gusano

En la cultura popular, cada luna llena recibe un nombre diferente. Proceden de la tradición de las tribus amerindias, que vivían en América del Norte. Prácticamente todos los nombres hacen referencia a algún fenómeno relacionado con esa estación.

En el caso de la luna llena de marzo, es conocida como la luna del gusano. El nombre hace referencia a que, en esta época del año, la lombriz de tierra vuelve a hacer acto de aparición en la superficie, con la subida de temperaturas y el deshielo del suelo. También vuelven algunas aves.

luna llena marzo 2019

Es una de las primeras señales de la inminente llegada de la primavera. En España (y Europa por extensión) también existen otros nombres para la luna llena. La de marzo recibe las denominaciones de luna de Lenten y luna del cuerco.

En el caso de la luna llena de marzo, es conocida como la luna del gusano

En otros lugares del mundo podemos encontrar denominaciones muy diferentes. Los maoríes de Nueva Zelanda, en el hemisferio sur, la denominan Poutu-te-rangi (de febrero a marzo) y Paenga-whawha (de marzo a abril). Ambos hacen referencia a la recolección de esta época del año, preparándose para el invierno.

La tradición de los nombres de la luna llena es muy interesante. Permite ver cómo entendían, nuestros ancestros, la relación con la luna llena y el paso de las estaciones. Es un recordatorio de que, desde tiempos inmemoriales, hemos estado pendientes de la observación del firmamento.

En la actualidad, sigue estando muy presente en nuestra sociedad. Las próximas jornadas serán fantásticas para fotografiar la Luna cerca del horizonte y observar cosas como ese llamativo efecto que hace que parezca más grande que en lo alto del cielo.

El maratón Messier

A finales de marzo, los aficionados a la astronomía tendrán otra cita que se da solo en esta época del año. Coincidiendo con las fechas de la luna nueva, se celebra el maratón Messier. Hay que recordar que en esas fechas, con la luna nueva, es mucho más fácil observar los objetos del espacio profundo.

El brillo de nuestro satélite hace que las nebulosas y galaxias puedan quedar ocultos, algo que también afecta a la visibilidad de las lluvias de estrellas. Pero, en esta ocasión, de lo que hablamos es algo diferente, observar multitud de objetos en una noche.

La galaxia de Andrómeda. Crédito: Lorenzo Comolli

Porque el catálogo Messier contiene 110 objetos. Se trata de nebulosas, galaxias, cúmulos globulares (enormes agrupaciones de estrellas concentradas en un pequeño espacio) y cúmulos abiertos (agrupaciones de estrellas recién formadas).

Entre los meses de marzo y abril, hay varias fechas en las que es posible observar todos los objetos en una sola noche. De ahí su popular nombre. En esta ocasión, habrá dos fines de semana razonablemente buenos para intentar esa observación, y tendrán lugar en este mismo mes de marzo.

El primero será el fin de semana del 21 de marzo, con la llegada de la primavera y la luna muy cerca de la fase de luna nueva. El segundo será una semana después, el fin de semana del 28 de marzo. Ambos serán una buena oportunidad para intentar observar los 110 objetos. Aunque no es fácil, puede ser una experiencia muy satisfactoria.

Y, en este año, teniendo en cuenta las fechas, ¿qué mejor manera para darle la bienvenida a la primavera? En cualquier caso, la cita es ineludible en este 9 de marzo.