Secciones

Actualidad ¿Lucha tu empresa contra el cambio climático? Estas ya lo hacen

El mercado se muestra a la orden del día en cuanto a políticas sostenibles

El cambio climático está cada vez más presente en nuestra vida y la sociedad está cada vez más concienciada del problema (ya es la principal preocupación de los ciudadanos a nivel mundial). Esto puede cambiar nuestras decisiones a la hora de consumir.

Los consumidores tenemos la última palabra en el mercado y cada vez más empresas son conscientes de que sus políticas medioambientales pueden marcar la diferencia.

Rediseñar para optimizar

Cuando vamos a la compra muchas veces nos damos cuenta de la cantidad de plásticos y embalajes consumimos. Este mismo ejercicio empezó a hacer hace años la cadena de supermercados Lidl, que fue pionera cobrando las bolsas de plástico en sus tiendas.

Más de 100 artículos han sido analizados para reducir su embalaje. El plástico de las botellas de agua es reciclable, se usan tapones más pequeños y las etiquetas de plástico se sustituyen por otras de papel.

Uno de los objetivos es que todos los bricks de la marca procedan de bosques bien gestionados, que proporcionan beneficios ambientales, sociales y económicos.

Además, los tejados de sus tiendas y almacenes tienen instalados paneles fotovoltaicos y así cubrir el 30% de la demanda energética en tiendas y el 20% en almacenes, donde también se utiliza también energía solar térmica para la producción de agua caliente.

Barcos de juguete gigantes para limpiar el río

IKEA sabe cómo no pasar inadvertida con sus acciones. Coincidiendo con la apertura de una nueva tienda en Greenwich (Londres), fletó dos barcos de juguete del modelo SMÅKRYP a tamaño gigante al río Támesis.

Cada año se recogen unas 300 toneladas de basura del río, tarea a la que contribuirán estos barcos dirigidos por control remoto gracias a la tecnología que les permite recoger 20 kilos de una sola vez.

Ésta es sólo la más llamativa de las muchas iniciativas verdes de IKEA. En las tiendas de España y otros muchos países, el agua de la lluvia de los tejados se utiliza en las cisternas de los inodoros.

Otro ejemplo, desde 2015, todo el algodón que utilizan proviene de fuentes más sostenibles: el algodón es reciclado, o se cultiva con menos agua, fertilizantes químicos y pesticidas.

La banca cambia de estrategia

Antes se pensaba que hacer una transición hacia una economía mas sostenible iba en contra de la generación de riqueza y bienestar.
Según Antoni Ballabriga, Director Global de Negocio Responsable de BBVA, «una de las conclusiones más relevantes del último informe del IPCC es acerca del decoupling, se puede crecer el producto interior bruto y bajar emisiones, es compatible gracias a la tecnología.

«En BBVA llegamos a la conclusión de que debíamos ampliar nuestra respuesta frente al cambio climático, creando una nueva estrategia de desarrollo sostenible basada en 3 pilares: financiar, gestionar e involucrar.» -cuenta Ballabriga- » Los bancos tenemos un rol importante a la hora de gestionar, no solo nuestro impacto directo, sino también a través de la actividad que estamos financiando

«Los bancos financiamos el 70% de la economía en Europa, por tanto somos un actor necesario en esta transición. Tenemos que ir más allá y estar un paso por delante para que las empresas incorporen los aspectos medioambientales en su toma de decisiones«, concluye Ballabriga.

Mismo modelo, menos botellas de plástico

La cadena hotelera Iberostars Hotels & Resorts mantiene el diseño de Davidelfin en sus uniformes pero ha optado por la innovación en su composición: el plástico reciclado ha conseguido sustituir al poliester convencional.

Tras evaluar detenidamente los nuevos tejidos y tras obtener resultados positivos, se irán poco a poco implementando en los más de 120 hoteles de la compañía.

Con este cambio se está favoreciendo la retirada de unas 470.000 botellas de plástico y dejando de consumir 28.000 metros de poliester, más contaminante.

Invertir para liderar

El grupo Iberdrola tiene claro que el sector eléctrico es el que mayores ventajas ofrece para avanzar con eficiencia en el proceso de descarbonización.

Para el grupo, la economía circular es un elemento clave para un desarrollo sostenible y supone una oportunidad como motor para la acción climática y la transición energética.

Iberdrola fue el patrocinador principal de la Conferencia Change The Change 2019 en la que participaron distintos organismos y empresas hablando acerca del compromiso político, institucional, económico y social frente al cambio climático.