Secciones

Cambio Climático Los últimos 4 años han sido los más cálidos debido al aumento del CO2

No se sube al podio de los más cálidos pero casi. 2018 es ya el cuatro año más cálido comparando con el registro 1981-2010, lo que significa que los últimos cuatro años 2015-18 han sido los más cálidos de toda la serie de temperaturas utilizada según datos del Servicio de Cambio Climático Copernicus  (C3S).

Los datos proporcionados por este programa de la Unión Europea, revelan que la temperatura media global en 2018 fue de 14.7oC, 0.2oC inferior a la de 2016, el año más cálido de todos los que forman parte del registro. De los datos presentados también cabe destacar:

  • 2018 es el cuarto año más cálidos del registro muy cerca de 2015 que fue el tercero.
  • 2018 ha sido 0.4 C más cálido que la media 1981-2010
  • La temperatura media de los últimos 5 años ha sido 1.1oC más alta que el periodo pre-industrial definido por el IPCC.
  • Europa ha vivido temperaturas medias anuales solo 0.1oC inferiores a los dos años más cálidos del registro en el continente, 2014 y 2015.

 

Temperatura del aire a 2 metros para 2018 relativa la media de 1981–2010 Fuente: Copernicus Climate Change Service, ECMWF

El informe también contiene datos de las mediciones de CO2realizadas con satélites que muestran la clara tendencia alcista de este gas efecto invernaderoa un ritmo de 2.5+/- 0.8 partes por millón (ppm) al año.

Una parte importante del calentamiento de 2018 se ha registrado como viene siendo habitual en la región del ártico, especialmente entrono al estrecho de Bering entre Estados Unidos y Rusia. Muchas zonas continentales también han experimentado anomalías positivas de temperatura, especialmente en Europa, Oriente Medio y el oeste de Estados Unidos. Estos valores contrastan sin embargo, con temperaturas por debajo de la media en el nordeste de Estados Unidos, algunas zonas del centro de Rusia y Asia central.

Media de 60 meses de la temperatura a 2 metros (eje izquierda) y del cambio estimado desde la era pre-industrial period (eje derecha) usando las siguientes bases de datos: ERA-Interim (Copernicus Climate Change Service, ECMWF); GISTEMP (NASA); HadCRUT4 (Met Office Hadley Centre), NOAAGlobalTemp (NOAA); and JRA-55 (JMA).

En Europa, a parte de un febrero y marzo relativamente fríos, el resto de los meses de 2018 las temperaturas se han mantenido por encima de la media. Ha sido sobre todo el norte del continente el que ha vivido periodos más extensos de tiempo cálido y seco.

En concordancia con los datos que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) proporciona sobre las concentraciones de COmedidas en superficie, las de Copernicus obtenidas vía satélite muestran un incremento respecto a años anteriores.  En 2018 las concentraciones han aumentado 2.5+/-0.8 ppm/año, un incremento mayor al observado en 2017 de 2.1+/-0.5 ppm/año pero inferior al de 2015 de 3.0+/- 0.4 ppm/año. Ese año, la presencia de un intenso fenómeno El Niño provoco devastadores incendios en Indonesia, con el consiguiente aporte de CO2, a la vez que la vegetación terrestre absorbía menos CO2del habitual.

Concentración media mensual de CO2 utilizando datos de satélites. Fuente: University of Bremen for Copernicus Climate Change (C3S) y Atmosphere Monitoring (CAMS) Services implementado por ECMWF

Combinando los datos de Copernicus con los de otras observaciones realizadas en superficie por la OMM, se obtienen datos contundentes, como que la temperatura del aire en superficie a nivel global ha aumentado una media de 0.1oC cada 5 o 6 años desde mediados de los 70, y la de los 5 últimos años 1.1oC por encima de las temperaturas registradas en la era pre-industrial.

La OMM combinará las diferentes bases de datos obtenidas (entre ellas la de Copernicus) para elaborar un nuevo informe del estado del climaque se hará público en marzo de 2019.