Secciones

Consejos Los mitos sobre el resfriado

Llega el invierno, y con él los primeros resfriados serios. Los vagones de metro se van llenando de humanos moribundos con los bolsillos repletos de pañuelos, mientras que los otros humanos sanos se van alejando asustados de aquellos, no vaya a ser que esa tos no sea de un catarro sino de algo mucho peor, como una novedosa forma de ligar.

Los principales síntomas del resfriado son el dolor de cabeza, de garganta, tos, estornudos, mocos, y un malestar general. Lo que viene siendo “estar para el arrastre”. Existen muchos mitos acerca de los resfriados; si quieres saber cuánta verdad hay detrás de todas esas frases típicas de madre, sigue leyendo:

  • Abrígate, hijo, que te vas a constipar”. FALSO. El frío en sí mismo no causa los resfriados, es un virus el responsable de esta enfermedad. Las bajas temperaturas y la humedad de estas fechas favorecen la supervivencia de este virus, y es por este motivo por el que se dan más resfriados ahora. No obstante, te aconsejo que no salgas a la calle en bañador y con el pelo mojado, porque quizá el catarro no lo cogerás, pero a lo mejor sales en los informativos y te acaban encerrando en el manicomio.
  • “Bebe muchos líquidos, que te curarás antes”. FALSO. No hay ninguna base científica que certifique el hecho de que tomando muchos líquidos se aliviará el resfriado. Hay que beber lo normal para mantenerse bien hidratados. Así que, tranquilo, no hace falta que te termines el bidón de 50 litros de caldo que te había preparado tu abuela.
  • “Eso te pasa por no comer fruta”. FALSO. La vitamina C no previene la aparición del catarro, ni tampoco lo cura. Sí, te han estado engañando desde pequeño para que te comieras la fruta de postre y no cuatro tabletas de chocolate.
  • “Un vaso de leche con un chorrito de coñac, y mañana como nuevo”. FALSO. Es cierto que la leche caliente puede aliviar el dolor de garganta, pero lo del chorrito de coñac no tiene nada de beneficioso. Tampoco si le añades un chorrito de leche al vaso de coñac. Aunque, bueno, si te tomas unos cuantos de éstos, lo más probable es que acabes por no acordarte del resfriado. Ni de tu nombre.
  • “Métete a la cama y a sudar”. FALSO. El sudar no ayuda a bajar la poca fiebre que puede generar un resfriado. De hecho, lo mejor en estos casos es no taparse mucho y refrescarse con agua de vez en cuando. Puedes guardar, al menos, 152 de las 153 mantas que habías preparado para dormir.
  • “Hijo, acuérdate, te tienes que tomar el antibiótico”. FALSO. A pesar de la buena voluntad de tu preocupada madre, lamento decirte que ni los antibióticos, ni ningún medicamento, curan el resfriado. Tendrás que sufrir durante toda una semana hasta que se cure solo. Aun así, puedes recurrir al típico paracetamol o jarabe de la tos para atenuar los síntomas y no asustar tanto a la gente en el metro.
  • Lo de que la vitamina C previene o disminuye el riesgo de coger resfriado es bien cierto. Doy fe de ello y un familiar mío también. La vitamina C tiene la propiedad de aumentar las defensas del organismo y con ello la posibilidad de coger un resfriado disminuye al estar más capacitado el cuerpo para hacer frente a los virus. El resfriado lo cogemos precisamente cuando nos bajan las defensas por cambios bruscos de temperatura. Por eso se cogen incluso en verano, por los aires acondicionados, que nos bajan las defensas y no los cogemos en la calle, si no dentro del recinto donde tengamos el aire acondicionado. El virus se mantiene durante un par de días como mucho latente, hasta encontrar una celula de la que sobrevivir, por tanto si alguien nos ha tosido, estornudado, o tocado con virus, y nos los transmite, en el momento en el que bajen las defensas, ahí aprovechará el virus para atacar y reproducirse. Así que efectivamente, no es un mito lo de la vitamina C, es una realidad como un templo. Yo he llegado a estar en un mismo despacho con 7 personas más, y 5 de ellas con resfriado, y yo no coger nada de nada. Tengo mi récord personal en no coger un resfriado durante 2 años continuados y mi record se rompió precisamente porque dejé de consumir naranjas y cogí frío en la calle. Así que creo que esos dos mitos de la vitamina C y el coger frío, no son mitos, son una realidad.

    Responder
  • Por cierto, lo de beber mucho líquido, no es que te cure antes, sólo que se indica para fluidificar la mucosidad que se genera por resfriado. Al tomar más líquido las flemas generan el catarro se hace menos espesas y algunas incluso son arrastradas hacia el aparato digestivo, aunque se siguen generando nuevas, pero por lo menos la sintomatología disminuye. Y por cierto, eso de la leche con Cognac, ni Cognac, pero tampoco leche, porque la leche y derivados provocan un aumento de la mucosidad. Hasta los médicos lo dicen.

    Responder