Secciones

Cambio Climático Los Juegos Olímpicos de Tokio se topan con el cambio climático

Durante las próximas semanas los atletas se van a tener que enfrentar a unas condiciones de calor extremas con intenso bochorno

Tokio va a ser un escenario más hostil de lo esperado para los atletas que estas próximas semanas se verán las caras en las diferentes competiciones deportivas de los Juegos Olímpicos que se celebran en el país Nipón. El calor, la humedad, las tormentas o incluso el paso de algún tifón por la zona, van a ser parte del escenario olímpico. 

El calentamiento global suma grados a un entorno ya de hecho caluroso

Los meteorólogos ya han advertido, que para empezar, el intenso calor va a ser uno de los grandes retos para los atletas. Durante los días de competición se van a enfrentar a temperaturas que oscilarán entre los 25 grados de mínima y los 39 grados de máxima. En el caso de las máximas, son temperaturas que provocarán un importante estrés físico en el cuerpo de los deportistas.

Durante los días de competición los deportistas se van a enfrentar a temperaturas que oscilarán entre los 25 grados de mínima y los 39 grados de máxima

De hecho comparando con el pasado, las temperaturas de Tokio, son mucho más elevadas que las de anteriores olimpiadas celebradas en ciudades calurosas como Pekín, Atlanta, Barcelona o Rio de Janeiro, donde el mercurio en el peor de los casos rondaba los 30 grados.  

El factor humedad uno de los principales enemigos de los deportistas

Al intenso calor térmico, hay que sumar el factor humedad que hace que la sensación de calor se intensifique más aún. En Tokio se espera de media una humedad relativa del 76 por ciento, un valor muy elevado que en algunos momentos del día superará incluso el 90 por ciento a pleno sol.

Juegos Olímpicos Tokio
El horario de algunas pruebas se van a tener que modificar por el intenso calor.

Tan extrema es la situación meteorológica, que la organización ya ha tenido que hacer malabarismos para modificar algunas de las pruebas previstas. Las de largo recorrido como el maratón o la marcha, tendrán lugar a las horas de mínimo calor los días que están previstas. Otras pruebas también se cambiarán de hora y hasta de día en función de la predicción meteorológica.

Un mar muy cálido hará que el clima sea aún más extremo

Este año una de las anomalías climáticas más relevantes en la región son las temperaturas del agua del mar. El agua está en algunos casos hasta 5 grados más cálido de lo normal. Eso implica entre otras cosas que la humedad, la sensación de bochorno sea mucho mayor.

Anomalías de temperatura del agua el 22 de julio de 2021. Fuente: NOAA

También implica que cuando se produzcan incursiones de aire más frío procedentes del continente Asiático, la posibilidad de que se produzcan intensas precipitaciones puede ser mayor. 

Juegos Olímpicos de Tokio en plena temporada de tifones en el Pacífico

Esa agua tan cálida también servirá para alimentar las tormentas tropicales o ciclones que se pueden desplazar por la región dado que estamos en plena temporada. Ahora mismo el servicio meteorológico japonés está pendiente de lo que haga la tormenta tropical Nepartak, que podría poner rumbo a Japón estos próximos días. 

Es la primera vez que hay unos juegos olímpicos son tan vulnerables al clima del lugar donde se organizan. Lo cierto, es que el cambio climático esta dejando huella en muchos rincones del planeta y cada vez va a ser más complicado organizar unos juegos en pleno verano cuando el calor o las fuertes lluvias entre otros meteoros puedan afectar el desarrollo de los mismos.