Secciones

Consejos Los consejos de dermatólogos más fiables para aliviar las quemaduras solares

La prevención es la herramienta más eficaz para evitar las lesiones producidas por la exposición solar

VÍDEO: CONSEJOS PARA NO QUEMARTE CON EL SOL

El verano es la época por excelencia en la que pasamos más tiempo al aire libre. Las vacaciones, el calor y el aumento de la horas de sol invitan a salir al exterior a realizar cualquier actividad.

Por ello, debemos extremar las precauciones para reducir la aparición de posibles lesiones cutáneas por la exposición solar. Y no sólo en la playa, la montaña puede ser igual o más peligrosa a la hora de tomar el sol.

Desde hace décadas, los dermatólogos vienen advirtiendo la incidencia de patologías como el cáncer de piel o las quemaduras solares se están incrementando de forma considerable. Un aumento de estas lesiones y enfermedades que podría evitarse con una prevención adecuada.

“El mejor tratamiento para la quemadura solar es aquel que la evita. Cada quemadura solar, implica daño en el ADN de las células de la piel. Este daño se va acumulando a lo largo de la vida, porque como se se suele decir «la piel tiene memoria» y a medida que aumenta el daño van a apareciendo las consecuencias”, detalla a Alejandro Molina Leyva, dermatólogo y miembro de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) a Eltiempo.es

Las quemaduras solares que se producen durante la infancia aumentan en mayor medida el riesgo de cáncer de piel

Así, al nacer nuestra piel es como un vaso vacío y cada vez que nos quemamos lo vamos llenando progresivamente, cuando se desborda, aparece el temido cáncer de piel.

“No todas las quemaduras «cuentan» igual y aquellas que se producen durante la infancia aumentan en mayor medida el riesgo de cáncer de piel por lo que el mejor tratamiento es evitar quemarse evitando exponerse al sol en las horas de mayor radiación, usando ropa, sombrero, gafas de sol, sombrilla y cremas de protección solar”, recalca este experto.

Factores relacionados con el daño cutáneo

Hay que recordar que el sol es el principal factor relacionado con el envejecimiento prematuro de la piel y que una mayor exposición y quemaduras solares promueven la aparición de arrugas, manchas oscuras y blancas, cambios en la textura de la piel, muchas veces irreversibles.

Si a pesar de todo se produce quemadura solar, se deben evitar nuevas exposiciones al sol, y aplicar abundante hidratación usando cremas, bálsamos y lociones, que si se conservan en el frigorífico, producirán un mayor alivio al aplicarlas.

En general cualquier crema que aporte la hidratación necesaria es válida tras la exposición solar

“En los casos más graves, el médico prescribirá el tratamiento oportuno”, señala. Por ejemplo, al acudir a un profesional sanitario por una quemadura solar, la primera medida que adoptan los dermatólogos es concienciar al paciente para que esta no se vuelva a producir.

Tras esta advertencia, y siempre en función de la gravedad de la quemadura, se recomendarán cuidados para la piel inflamada y dañada en forma de cremas y lociones hidratantes, formuladas específicamente para las quemaduras. “En general cualquier crema que aporte la hidratación necesaria es válida”, recalca Molina.