Secciones

Cambio Climático Los árboles de las ciudades crecen más rápido. ¿Por qué?

La isla de calor por la contaminación en las zonas urbanas afecta al crecimiento normal de los árboles

Los árboles de las ciudades tienen un crecimiento más rápido y envejecen antes que sus hermanos de las zonas rurales, en plena naturaleza. Así lo asegura un equipo internacional de científicos que ha estudiado el comportamiento de más de 1400 árboles a lo largo de todo el planeta durante décadas.

“Los efectos del cambio climático en el crecimiento de los árboles en los bosques se ha estudiado ampliamente pero hasta ahora hay poca información disponible para los árboles urbanos», señala Hans Pretzsch, científico de Crecimiento forestal y Rendimiento de la Universidad Técnica de Munich y principal investigador del estudio.

El trabajo, publicado en la revista especializada Nature Scientific Reports, señala que los ejemplares de las ciudades han estado expuestas a condiciones climáticas muy cambiantes durante las últimas décadas. Sin embargo, en los árboles de las zonas rurales, estos cambios se están empezando a notar ahora.

Un 20% más grandes

Según los investigadores, los datos recogidos señalan que los árboles urbanos crecen más rápido y son entorno a un 20% más grandes que los ejemplares de la misma especia de las áreas rurales.

Los árboles urbanos crecen más rápido y son entorno a un 20% más grandes

«Consideramos que los árboles urbanos experimentan un tipo de cambio climático de aparición temprana provocado por el efecto isla de calor», señala Pretzsch.  Esta isla de calor es una consecuencia de la actividad humana en las ciudades que provoca una subida de la temperatura de entre 3  y 10 grados. Con ello, según los investigadores, se estimula la actividad fotosintética de las plantas y se prolonga la época del año en la que crecen.

Para realizar el estudio, el equipo internacional ha tomados datos en los parques y jardines de ciudades como Hanoi, Berlín, Ciudad del Cabo, París, entre muchas otras y en distintas zonas climáticas. En total se han analizado 1400 ejemplares maduros para realizar el muestreo de ejemplares de la misma especie en zonas asfaltadas y en plena naturaleza.

Tendencias urbanas

Los investigadores concluyen que este crecimiento inusual se puso en marcha en la década de los 60 como consecuencia del cambio climático y que afecta a todas las plantas, pero con mayor incidencia en los urbanos.  “La aceleración del ciclo de vida puede significar que las administraciones de la ciudad tengan que reemplazar árboles viejos y moribundos más pronto”, advierte el científico alemán.

Además recuerda que las plantas en territorio urbano mejoran el clima, el ambiente, la salud de sus habitantes y la calidad de vida. Tal y como recoge, los cálculos de la ONU esperan que para el año 2030, en torno al 60% de la población mundial viva en ciudades. 

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder