Secciones

¿Sabías que...? Lluvias de estrellas, un eclipse lunar y conjunciones planetarias: las citas astronómicas que nos esperan este mes

El mes de noviembre llega cargado con algunas de las citas más interesantes del año. Desde un eclipse parcial lunar a algunas lluvias de estrellas y, por supuesto, diferentes conjunciones planetarias. Júpiter y Saturno seguirán siendo grandes protagonistas del firmamento nocturno por su cercanía. ¡Vamos a ver qué nos espera en los próximos días!

Lluvia de estrellas Táuridas

El jueves, 12 de noviembre, tendremos una cita con el firmamento si lo que queremos es observar una lluvia de estrellas. Se tratará de la lluvia de estrellas Táuridas del norte. Es una lluvia de estrellas menor que, en condiciones ideales, nos puede dejar hasta 5 meteoros por hora.

VÍDEO: CURIOSIDADES DE LAS ESTRELLAS TÁURIDAS

El pico de actividad se producirá a partir de las 2:00 de la madrugada (horario peninsular) y puede ser un acompañamiento perfecto para una noche de observación del firmamento. Ya que la lluvia, por sí misma, no será lo más espectacular que podremos ver en el cielo.

estrellas firmamento

Conjunción de Luna y Venus

Los más madrugadores, en esa misma jornada, podrán ver una bonita conjunción entre la Luna y Venus. Nuestro satélite estará muy ligeramente iluminado, siendo solo una pequeña línea de luz en el firmamento.

El 15 de noviembre, nuestro satélite entrará en fase de luna nueva, desapareciendo del cielo durante unas jornadas. Serán las mejores fechas para observar los objetos más tenues, como galaxias y nebulosas.

Conjunción entre Júpiter y Plutón

En esa misma jornada del 15 de noviembre, si tenemos un telescopio grande, podremos ver una conjunción entre Júpiter y Plutón.

Lluvia de estrellas Leónidas

Una de las grandes citas del mes llegará el 15 de noviembre, con la lluvia de las Leónidas. Es una lluvia de estrellas que suele dejar en torno a 15 meteoros por hora y que, en ocasiones, puede tener un nivel de actividad muy superior. No es lo que se espera este año, pero siempre cabe la posibilidad.

Además, el cúmulo de las Pléyades también estará en buena posición para observarlo, en lo alto del firmamento, durante toda la noche. El mejor momento para ver las Leónidas será en las horas previas al amanecer, cuando se espera más actividad.

Conjunción entre la Luna, Júpiter y Saturno

El jueves, 19 de noviembre, podremos vivir una bonita conjunción entre la Luna, Júpiter y Saturno. Será observable desde las 18:45, aproximadamente, hasta las 21:45. Nuestro satélite estará iluminado en apenas un 20%, por lo que nos dejará una bonita imagen con la luna creciente junto a los dos planetas más grandes del Sistema Solar.

Lluvia de estrellas menor Alfa Monocerótida

El sábado, 21 de noviembre, tendremos una cita con otra lluvia de estrellas menor, la de las Alfa Monocerótidas. Dejará muy pocos meteoros por hora, y será más fácil de observar a partir de las 05:00.

La luna creciente y Saturno en conjunción, fotografiados el 16 de enero de 2015. Crédito: Eric Teske

Al día siguiente, el domingo 22, nuestro satélite entrará en la fase de cuarto creciente. Será visible, por tanto, en las horas posteriores al atardecer. Después, tendremos que esperar ya al 25 de noviembre para observar una nueva conjunción. En esta ocasión, será de la Luna y Marte. Serán visibles desde, aproximadamente, las 18:15 hasta bien entrada la madrugada, poniéndose bajo el horizonte hacia las 03:30.

Lluvia de estrellas de Oriónidas

El 28 de noviembre tendremos una nueva cita con otra lluvia de estrellas de poca actividad, se trata de las Oriónidas de noviembre.

Es una lluvia de estrellas de muy poca actividad, ya que apenas alcanza 3 meteoros por hora en condiciones ideales. Las mejores horas de observación se darán a partir de las 03:00. Por lo que, al igual que en otras lluvias de estrellas de poca actividad, se aconseja observar el firmamento con otros objetivos en mente, y esperar que alguna que otra estrella fugaz nos adorne la noche de observación.

La Luna, camino a la fase de luna llena, será un buen objeto de observación, permitiendo ver los detalles de su superficie.

La luna llena de noviembre

El 30 de noviembre, el último día del mes, nuestro satélite entrará en fase de luna llena. Será visible durante toda la noche y su brillo dificultará observar los objetos más tenues del firmamento.

Sin embargo, será un buen momento para observar su superficie (si bien las sombras son más cortas que en la fase de cuarto creciente y menguante) y para fotografiarla cerca del horizonte, o junto a paisajes que nos parezcan espectaculares. Siempre, claro está, que la meteorología acompañe. Como cada luna llena, esta también tiene su propio nombre.

Comparación entre un eclipse penumbral (izquierda) y la Luna fuera de la sombra (derecha). Crédito: Tom Ruen/Wikimedia Commons

En la cultura popular, es conocida como la luna del castor. El nombre, procedente de las tribus amerindias, hace referencia al hecho de que, en esta época del año, los castores se preparan para la inminente llegada del invierno.

Marcaba, también, el momento de su captura por su piel, asegurando tener un suministro de pieles con el que comerciar y con el que poder protegerse durante la época más fría del año.

Eclipse de luna penumbral

En algunos lugares del mundo, además, esta luna llena estará acompañada de un eclipse penumbral. El último eclipse lunar del año.

VÍDEO: CURIOSIDADES DEL ECLIPSE DE LUNA DE NOVIEMBRE

Por desgracia, no será fácil de observar desde España. Tanto desde las Islas Canarias, como desde Galicia (y Portugal), nuestro satélite estará muy cerca del horizonte y es posible que, si no disponemos de un horizonte despejado, no lleguemos a verlo.

Será visible fácilmente, sin embargo, en toda América (el eclipse completo en América del Norte y coincidiendo con la puesta de la Luna en América del Sur). Será un eclipse difícil de observar, ya que nuestro satélite solo entrará en la penumbra de la Tierra, apareciendo ligeramente oscurecida. Pero, si tienes la oportunidad de observarlo, ¡no deberías dejarla escapar!