Secciones

Actualidad Llega un verano con alto riesgo de incendios

Las condiciones meteorológicas y la acumulación de vegetación durante el confinamiento, factores determinantes

La falta de actividad humana por el confinamiento del Covid19 y las persistentes lluvias de la primavera han ayudado a reducir el número de incendios forestales en España durante el primer trimestre de 2020. Sin embargo, ahora que se acerca el verano, las predicciones apuntan a que este podría llegar con un elevado riesgo de incendios.

Entre el 1 de enero y el 31 de marzo han ardido algo más de 10.000 hectáreas, una tercera parte de lo que ardió durante ese mismo periodo de tiempo en 2019. El número de incendios también ha sido inferior este primer trimestre del año, 1.817 frente a los 2.912 de media que se han registrado esta última década.

En 2019, solo en esos tres meses se registraron 4.085 incendios, lo que quiere decir, que respecto al año pasado, se han reducido un 55%. 

El periodo de confinamiento ha ayudado a reducir la superficie quemada en España un 33% durante el primer trimestre del año respecto a 2019

Casi el 80% de los incendios de este 2020 han sido de matorral y monte abierto, mientras que la zona geográfica más afectada ha sido la del noroeste peninsular. 

Este año la vegetación es mucho más abundante que otros años en algunas comunidades.

Si miramos atrás en el tiempo, 2017 fue un año para recordar por los devastadores y trágicos incendios forestales registrados en muchas zonas de la península Ibérica, pero ¿cómo podría ser el 2020 ahora que llegan los meses de máximo riesgo?

En 2017, tras una primavera lluviosa, fue apareciendo vegetación en abundancia seguida por los intensos calores de junio. Las olas de calor primaverales, ayudaron a secar un gran volumen de vegetación rápidamente favoreciendo la proliferación de incendios forestales durante el inicio de la temporada.

Destaca el gran incendio registrado en Portugal y el del Parque Natural de Doñana en Huelva. Ese mismo año, la comunidad más afectada por las llamas fue Galicia, donde solo durante el mes de octubre se consumieron 49.000 hectáreas de algún tipo de vegetación.

¿Va 2020 camino de convertirse en una repetición de 2017?

Las condiciones en 2020 podrían ser similares a las de 2017.  También ha llovido mucho en primavera, han empezado los calores prematuros en mayo y esta previsto que el verano sea más cálido y seco de lo normal en muchas zonas de España.

Pero lo que podría amplificar aún más el riesgo de incendios este verano es que, durante el periodo de confinamiento estricto, se ha trabajado menos en el control de nuestros montes, de la vegetación de parques, de dehesas, donde ha crecido más descontrolada que nunca.  

Anomalía de temperatura en junio 2020. Fuente: EFFIS/ECMWF

Hay más vegetación que otros años, no solo por el exceso de precipitación que hemos visto estos meses atrás en muchas zonas, sino porque no la hemos podido ir controlando.

Ahora la gran pregunta es si los gobiernos de cada comunidad aportarán los suficientes recursos para afrontar la que podría ser una de las temporadas de incendios más críticas de los últimos años. 

Anomalía de precipitación Junio 2020. Fuente: EFFIS/ECMWF

Algunas ya han anunciado que destinarán los mismos fondos que en 2019, pero podría ser insuficiente dada la situación y los pronósticos meteorológicos para este verano que ya está casi aquí.

En estos primeros compases del verano, habrá que estar muy pendientes de posibles olas de calor, de los fuertes vientos o incluso una simple tormenta seca podrían desatar algún incendio. Una vez se empiece a secar toda la vegetación que ahora cubre amplias zonas de España, el riesgo de que se aparezcan y se propaguen las llamas irá aumentando. 

Es posible que junio o incluso julio no sean meses tan problemáticos, pero de llegar periodos secos y muy calurosos como es habitual, sobre todo durante la segunda mitad de julio y la primera de agosto, la recta final del verano podría ser explosiva. 

Hay que tener en cuenta que la previsión estacional en España indica que podríamos tener un verano más cálido de lo normal en todo el país. Y, también, ligeramente más seco de lo común para esta estación.

tiempo temperaturas verano 2020 prevision estacional mapa españa
Pronóstico estacional con la temperatura media prevista en España para el verano 2020. Fuente: Eltiempo.es

La debida gestión del entorno rural, tarea pendiente en muchas zonas

A parte de la situación actual que vivimos, en España aún queda mucho por hacer en lo que a prevención de incendios se refiere. Para empezar, el abandono rural es cada vez mayor, eso supone una acumulación de vegetación descontrolada cuya gestión no se contempla debidamente por parte de la mayoría de comunidades autónomas.  

Por eso, cada vez es mayor el número de grandes incendios forestales con desalojos masivos, pérdidas cuantiosas y fallecidos. No solo se trata de tener medios para la extinción, sino de empezar a gestionar mejor la prevención.

La debida gestión del entorno rural fundamental para evitar la propagación de grandes incendios en un futuro.

España, como muchos otros países de clima Mediterráneo situados en una zona de transición climática hacia un clima más árido, tenderá, con el paso de los años, a ser un país en el que el riesgo de incendios sea mayor.

El aumento del número de olas de calor, la reducción de las precipitaciones o el aumento de los episodios de vientos intensos son solo algunos de los cambios del nuevo clima que ya se están dando con más frecuencia y con los que vamos a tener que lidiar más aún en un futuro. 

El aumento del número de olas de calor, la reducción de las precipitaciones o el aumento de los episodios de vientos intensos, serán más frecuentes en el futuro clima

Ante un incendio, necesitamos concienciar debidamente a la población sobre el riesgo, la prevención y la actuación especialmente en aquellas zonas más vulnerables.

VÍDEO: INCENDIOS «MÁS VORACES» POR EL CAMBIO CLIMÁTICO