Secciones

Consejos Llega la hora de «abrir el capullo»: prepara tu piel para asomar al sol

Con el aumento de las horas de luz y de la exposición solar es necesario mantener unos cuidados específicos de la piel

VÍDEO: CLAVES A LA HORA DE EXPONERTE AL SOL SIN QUEMARTE

Con la primavera ya instalada y el verano a la vuelta de la esquina, tenemos por delante días con un aumento de las horas de luz y también de las temperaturas. Unas circunstancias que invitan a pasar un mayor periodo de tiempo al aire libre, por lo que se incrementa la exposición solar de la piel lo que hace necesario tomar medidas para cuidarla tras el otoño y el invierno.

¿Cómo preparar nuestra piel de cara a los meses con mayor radiación solar del año?

El primer factor a tener en cuenta es la hidratación y la protección de la piel. La luz solar y los rayos ultravioleta pueden producir lesiones y daños importantes en la dermis por lo que mantenerla hidratada y protegida con cremas solares o lociones fotoprotectoras es esencial. Es más, beber suficiente agua es una de las mejores maneras de contribuir al buen funcionamiento de los órganos del cuerpo, también de la piel.

cuidado-piel-sol-primavera-verano (2)

De cara a la primavera y al verano, momento en el que se produce una mayor exposición de las horas de sol, “lo más importante es evitar la quemadura solar”, explica a Eltiempo.es Yolanda Gilaberte, vicepresidenta de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Exposición gradual al sol

Además esta experta destaca que lo más adecuado es realizar una exposición solar gradual y responsable durante la primavera, con el uso de las medidas de fotoprotección adecuadas para disfrutar del sol y sus beneficios. “De este modo, se evitan los perjuicios entre los que no hay que olvidar el cáncer de piel”, recalca Gilaberte. De hecho, el cáncer de piel es el tipo de tumor más frecuente en España y la causa principal de aparición es la exposición a la radiación ultravioleta.

No tener calor no implica que no exista riesgo de producirse una lesión cutánea por el sol

Por otro lado, especialmente en las primeras semanas de la primavera, hay que tener en cuenta que el hecho de no tener calor no implica que no exista riesgo de producirse una lesión cutánea por el sol. Por lo que también se aconseja proteger las zonas más expuestas como la cara, los ojos, con prendas de algodón, gorros o gorras y gafas de sol.

cuidado-piel-sol-primavera-verano (1)

De forma progresiva y siempre con protección solar

En este sentido, es importante recordar que la exposición prolongada produce daños y envejecimiento de la piel y la aparición de arrugas y manchas en la piel de forma prematura. Además, puede alterar el sistema inmunológico.

Para evitar estas y otras lesiones en la piel durante la primavera y el verano, lo más adecuado es comenzar a tomar el sol de forma progresiva y evitar permanecer durante varias horas expuesto, evitando en la medida de lo posible las horas centrales del día.

Del mismo modo, se aconseja recurrir a cremas de un factor de protección elevado y aplicarla de forma suficiente en torno a 20 o 30 minutos antes de la exposición al sol y repetir el proceso si se suda demasiado o si nos hemos bañado.