Secciones

Consejos Llega la gripe: consejos para librarse

Durante estos días, las diferentes Comunidades Autónomas están comenzando sus campañas 2014-2015 de vacunación contra la gripe. Ayer, día 20 de octubre, se unieron a la campaña las últimas que faltaban: Murcia, Castilla y León, Castilla – La Mancha, la Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y Aragón. Cualquiera que se encuentre dentro de los grupos de riesgo (mayores de 65 años, niños menores de 2 años, y personas de cualquier edad con enfermedades crónicas cardiacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas) ya puede acercarse a su centro de salud a vacunarse contra el conocido virus.

VÍDEO: CURIOSIDADES DE LA GRIPE

La gripe es una enfermedad infecciosa causada por un virus que afecta a las vías respiratorias. Su período de incubación es de aproximadamente 48 horas, y los principales síntomas que se sufren son dolor de cabeza, fiebre alta (de hasta 39º), tos, aumento de la secreción nasal, escalofríos, dolor muscular y un malestar general que puede durar incluso más de una semana. Este virus, que además de tener muy mala leche y ser muy contagioso, es diferente cada año, por lo que es necesario prevenir y darse el pinchazo correspondiente cada otoño. No os asustéis si luego oís una voz que os informa de que la base de datos de virus ha sido actualizada.

El virus de la gripe se contagia de persona a persona, por un estornudo, por una tos, o por esa babilla que a veces se te escapa y va derecha al ojo de tu amigo. Por ello, es muy importante que si quieres librarte, sigas estos consejos:

  • Lávate las manos a menudo. Esa baba infectada que un desconocido ha dejado en el agarradero del metro puede viajar hasta tu organismo mucho más rápido de lo que crees. Puedes utilizar como medida preventiva alcohol en gel; lo de llevar un lavabo en el bolso para limpiarte las manos cada vez que tocas algo no resulta excesivamente cómodo.
  • Tápate siempre que estornudes o tosas con un pañuelo de papel (o de tela si eres muy hipster), y tíralo después. Evitarás, si estás infectado (pues podrías estarlo aunque no tengas síntomas), que el virus se propague. Y además, tengas o no tengas la gripe, es muy desagradable que alguien te estornude en la cara.
  • No compartas cubiertos, vasos o alimentos. Es una buena excusa para comerte tú solo todas las patatas.
  • Evita las aglomeraciones, sobre todo si son en sitios cerrados, pues es más probable que acabes contagiado. Si hay poca ventilación, el aire lleno de virus se podrá hasta masticar.
  • Vacúnate si perteneces a uno de los grupos de riesgo, es lo más eficaz. Es un pinchazo de nada y te puedes evitar pasar una semana siendo un despojo humano. Merece la pena.
  • El proceso gripal suele ser más leve si estás sano, y por lo general no implicará mayores complicaciones. Por ello, intenta llevar una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable. Esto siempre lo recomiendan los médicos para todo, no sólo como prevención de la gripe, así que debe de ser verdad.