Secciones

¿Sabías que...? Llega el eclipse penumbral del 5 de julio: ¡Esto es lo que necesitas saber!

La madrugada del domingo tendrá lugar el eclipse penumbral que será visible en nuestro país

VÍDEO: DETALLES DEL ECLIPSE PENUMBRAL

Este domingo, 5 de julio, tenemos un nuevo eclipse penumbral que será visible desde nuestro país. Es el penúltimo eclipse lunar que podremos ver en nuestro país este año. Además, es en el que menos superficie de la Luna se verá oscurecida por la penumbra de la Tierra. Para verlo, será necesario madrugar.

Un eclipse penumbral (muy) difícil de ver

Los eclipses penumbrales son difíciles de observar, incluso cuando toda la Luna está en la penumbra. Tras el eclipse penumbral de junio, 4 semanas después, volvemos a tener un eclipse penumbral visible desde España. Sin embargo, es el más flojo de cuantos podremos observar este año. Tan solo un 35% de la superficie de nuestro satélite será oscurecido. Eso quiere decir que será muy complicado poder apreciar el eclipse penumbral. Incluso un ojo experto podría tener serias dificultades para apreciarlo. Pero no deja de ser un eclipse lunar…

Mapa de visibilidad del eclipse penumbral del 5 de julio de 2020. Crédito: NASA

Sin embargo, ¿por qué sucede esto? ¿Por qué en ocasiones tenemos un eclipse total, en otras parcial y en otras penumbral? La órbita de la Luna está inclinada respecto al ecuador de la Tierra. Por lo que su alineación, respecto a la Tierra y al Sol, no es perfecta. A veces se encuentra por debajo o por encima del plano ecuatorial de nuestro planeta. Además, a su vez, la Tierra también tiene una órbita ligeramente inclinada respecto al ecuador del Sol. La combinación de todos estos factores permite explicar por qué no siempre tenemos eclipses.

Si estuviesen perfectamente alineadas, tendríamos eclipses solares y lunares todos los meses. En su lugar, sólo los vemos cuando la Luna pasa por delante del Sol, desde nuestra perspectiva, o la Tierra por delante de la Luna. Esto provoca una gran variación en los posibles eclipses. Si la Luna pasa por delante del Sol, y cerca del punto más cercano de su órbita alrededor de nuestro planeta, tenemos un eclipse solar total. Si coincide con el punto más lejano de la órbita, es un eclipse anular. Si no está perfectamente alineada, es un eclipse parcial.

Solo para los más madrugadores

Del mismo modo, si la Tierra y la Luna están perfectamente alineadas, nuestro satélite pasará por la umbra de la Tierra (su sombra más profunda). En ese caso, tenemos un eclipse total, si todo el satélite entra dentro de la umbra. Si no es así, tenemos un eclipse parcial. En ocasiones, la Luna puede estar casi alineada con la Tierra, pero no por completo. De modo que llega a tocar solo la penumbra, la parte más tenue de la sombra proyectada por un objeto. En este caso, en particular, menos de la mitad de la Luna va a entrar en la zona de penumbra.

Comparación entre un eclipse penumbral (izquierda) y la Luna fuera de la sombra (derecha). Crédito: Tom Ruen/Wikimedia Commons

Pero no deja de ser un eclipse lunar. Es algo que no observamos todos los días y que, si tenemos la oportunidad, es recomendable no dejar pasar. Eso sí, en esta ocasión, tocará madrugar. El eclipse comenzará a las 05:07 en la Península Ibérica (a las 04:07 en las Islas Canarias). El máximo se producirá a las 06:29 (05:29 en Canarias) y terminará a las 07:52 (06:52, una hora menos en Canarias). En la Península, Baleares, Ceuta y Melilla, el eclipse no será visible en su totalidad. La recta final quedará oculta porque la Luna ya se habrá puesto bajo el horizonte.

Desde Canarias será posible verlo en su integridad, si bien necesitaremos tener un horizonte despejado. Como en cualquier otra ocasión, no es necesario disponer de ningún instrumento astronómico para observar el eclipse. En este caso, se puede intentar identificar la penumbra de la Luna si, en las jornadas previas, hemos observado la luna llena plenamente iluminada. Puede ser un divertido aliciente para intentar ver los efectos de un eclipse penumbral en el brillo del satélite. Además, podremos observar el firmamento en las horas previas.

No será el último eclipse visible desde España

Vale la pena recordar que, además, los eclipses lunares coinciden con nuestro satélite entrando en fase de luna llena. En la cultura popular, la luna llena de julio es conocida como la luna del ciervo. El nombre procedente de las tribus amerindias (nativas de América del Norte). Hace referencia al hecho de que, en esta época del año, es cuando crece la cornamenta de los ciervos. En España también la conocemos como la luna de la tormenta, la luna del heno o la luna del prado, haciendo referencia a la época en la que nos encontramos.

Plano orbital de la Luna comparado con el plano del Sol. Crédito: Wikimedia Commons/SuperManu

Sea como fuere, técnicamente este no será el último eclipse penumbral visible desde nuestro país en 2020. Sí es el último que podremos ver en todo el territorio nacional. Y, en términos prácticos, podemos considerarlo el último eclipse que vamos a ver en 2020. Porque, en realidad, el 30 de noviembre habrá un nuevo eclipse penumbral. Este será mucho más favorable porque más del 80% de la Luna estará en la penumbra de nuestro planeta. Pero desde España solo podría ser visible en Galicia y las Islas Canarias.

Sin embargo, sería un error pensar que realmente se tendrá la oportunidad de verlo. Solo serán visibles los primeros minutos del eclipse, con la Luna entrando en la penumbra. Además, coincidirá con la Luna ya poniéndose bajo el horizonte. Por lo que, salvo en casos muy excepcionales, es muy poco probable que desde España se pueda llegar a apreciar ese eclipse. Por lo que, si queremos disfrutar de un eclipse penumbral, sin duda, el de este domingo es nuestra última oportunidad. El próximo eclipse lunar visible desde todo el país será el 19 de noviembre de 2021.