Secciones

Actualidad Levante o poniente, conoce el viento de las playas gaditanas

Mientras que el viento de poniente permite disfrutar de la playa, el viento de levante puede llegar a ser muy molesto.

Chiclana, Cádiz

La costa gaditana cuenta con más de 100 kilómetros de playas, desde las calas de San Roque hasta la desembocadura del Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda. Pero, a la hora de disfrutar de estas playas el viento puede ser un factor determinante.

Los vientos más típicos en las playas de Cádiz son los que se conocen como levante y poniente. Dada la situación de la provincia, abriéndose al Atlántico, el impacto de estos vientos es distinto al que podríamos conocer en el Mediterráneo.

Viento de poniente

El viento de poniente es el que sopla desde el oeste, desde el océano Atlántico. Por ello, llega a las costas gaditanas cargado de humedad, trayendo consigo temperaturas más frescas.

El poniente es el viento ideal para disfrutar de un día de playa durante el verano, pues va acompañado de cielos azules y despejados. Sin embargo, con vientos de cierta intensidad puede traer más frío del deseado y generar mar picada.

Viento de levante

El levante llega a Cádiz desde el sureste, proveniente de África. Es, por tanto, un viento seco y cálido. A diferencia del poniente, con levante la presencia de partículas en suspensión y polvo enturbian el aire e impiden ver el cielo con claridad.

Este viento puede alcanzar muy altas velocidades, con rachas de viento capaces de levantar la arena de la playa y lanzarla como perdigones. Estas fuertes rachas pueden llegar a ser muy molestas, imposibilitando la estancia en la playa. Con viento de levante, además, el agua puede estar más fría que en otras situaciones.

Para los amantes de los deportes de vela, es importante saber cómo está orientada la costa en cada punto, pues el viento más favorable para salir al mar variará según la posición relativa de la playa.

¿Cómo podemos saber si se acerca el levante?

Es frecuente que este viento aparezca durante el verano y persiste unos cuantos días, estropeando los posibles días de playa. Su llegada es anunciada por los mosquitos. Los atardeceres con una mayor presencia de mosquitos predicen con frecuencia un próximo día de levante.