Secciones

Cambio Climático, Sostenibilidad Las primeras máquinas que dan incentivos por reciclar llegan a España

El proyecto «Reciclos» de Ecoembes aspira a potenciar el reciclaje de residuos y la protección del medio ambiente mediante recompensas al ciudadano

Las primeras máquinas que dan incentivos y recompensas al ciudadano por reciclar ya están instaladas en España. En concreto, el Área Metropolitana de Barcelona ya dispone de 10 puntos en los que se pueden depositar latas y botellas de plástico de bebidas para obtener beneficios como recompensas con las que fomentar el transporte sostenible o contribuyendo a ayudar al Banco de Alimentos de Catalunya, entre otros.

Esta iniciativa se ha puesto en marcha gracias al proyecto Reciclos de Ecoembes en colaboración con Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y el número de máquinas se ampliará próximamente con otros cinco enclaves. 

“Con esta acción, damos un paso más para contribuir a la sostenibilidad. Cedemos espacios en nuestras estaciones para fomentar el reciclaje y avanzar hacia un modelo de economía circular, neutra en emisiones e inclusiva, que nos permita conseguir los cambios que la sociedad y la economía necesitan”, ha el presidente de FGC, Ricard Font. 

Hacia una economía circular

Por su parte, desde Ecoembes detallan gracias a estas máquinas se pretende evolucionar el actual sistema de reciclaje, contribuyendo a avanzar hacia un modelo de economía circular capaz de dar respuesta a los nuevos desafíos y objetivos legislativos marcados desde Europa y reconociendo la labor de los ciudadanos recicladores a través de recompensas sociales y ambientales, que generan un impacto positivo en su entorno más cercano. 

La máquina muestra un código QR al usuario que otorga un número de puntos acumulables para conseguir recompensas e incentivos

El funcionamiento de estos dispositivos es muy sencillo ya que, con una simple aplicación para el móvil, los ciudadanos pueden escanear el código de barras del envase que quieren reciclar y depositarlo en una de las máquinas. 

Al finalizar la entrega, la máquina muestra un código QR al usuario que otorga un número de puntos acumulables para conseguir recompensas e incentivos como sorteos para billetes de Ferrocarrils o patinetes. Además, estos puntos pueden utilizarse para contribuir a otras causas de carácter solidario e incluso donarlos para entidades como el Banco de Alimentos de Cataluña.

Este tipo de máquinas ya llevan un tiempo funcionando en algunos países europeos. Por ejemplo, en los supermercados alemanes existen máquinas que abonan dinero físico y descuentos para supermercados por latas de refresco y cerveza vacías y por botellas de plástico. 

VÍDEO RELACIONADO: APRENDE A RECICLAR CORRECTAMENTE CON ESTOS CONSEJOS