Secciones

Actualidad ¿Las personas pueden contraer COVID-19 a través de las heces?

Nuevas investigaciones detectan partículas de coronavirus en las heces y estudian si los inodoros pueden ser nuevos puntos de contagios

Varios estudios han informado sobre el hallazgo de ARN de SARS-CoV-2 en muestras fecales de pacientes con COVID-19.

Las últimas investigaciones, publicadas en la revista Science, proceden del Centro Pulitzer y la Fundación Heising-Simons, y analizan el caso de un edificio de apartamentos en Hong Kong, en cuyas tuberías se encontraron partículas de coronavirus y que podrían haber infectado a varios residentes.

Ahora, los científicos analizan si las heces de personas contagiadas, a través de los inodoros, podrían ser nuevos focos de contagio, además de las gotas respiratorias y aerosoles que ya conocemos.

Varios estudios han encontrado rastros de SARS-CoV-2 en diferentes muestras fecales de pacientes contagiados. Se han analizado en viviendas particulares y también en baños de hospitales.

La OMS no hay pruebas de que el virus de la COVID‑19 sobreviva en el agua, incluidas las aguas residuales

Uno de los investigadores, Joseph Allen, de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, ha declarado en una entrevista en el Washington Post que, aunque no está cien por cien comprobado, no se debe obviar el posible riesgo. 

«Muchos coronavirus animales se pueden transmitir a través de las heces, por lo que no es exagerado creer que podría ser posible con el SARS-CoV-2», añade también la epidemióloga Susan Amirian de la Universidad de Rice.

La posición de la OMS respecto a las heces y el coronavirus

Aunque las investigaciones iniciales apuntan a que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que no se ha notificado hasta la fecha ningún caso de transmisión por vía fecal-oral del virus de la COVID‑19.

Además, hasta la fecha no hay pruebas de que el virus de la COVID‑19 sobreviva en el agua, incluidas las aguas residuales.

Eso sí, la OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID‑19 y seguirá informando de las novedades acerca de esta cuestión.