Secciones

Actualidad Las olas de frío matan más que las de calor

En España la mortalidad aumenta más los días de frío que de calor (extremo)

VÍDEO: 5 COSAS QUE OCURREN EN TU CUERPO CUANDO HACE FRÍO EXTREMO

El clima está cambiando rápidamente a nivel global y ya estamos notando sus consecuencias directas: temperaturas más altas, deshielo de los casquetes polares y subida del nivel del mar, entre otras.

El nuevo clima se presenta, en promedio, más cálido del que conocíamos hasta el momento, pero no sólo se ha desplazado la media de temperatura, sino toda la distribución: según el IPCC, a nivel global, de media ha disminuido el número de días y noches fríos y ha aumentado el de días y noches cálidos sobre la superficie terrestre.

El problema nos toca de cerca aquí en España

Según un nuevo estudio de la Agencia Estatal de Meteorología y el Instituto de Salud Carlos III, en España ha habido un marcado ascenso de la temperatura media de 1,7ºC respecto a la época preindustrial, siendo el verano la estación del año en la que más evidente es el calentamiento.

En nuestro país, el calor extremo está al alza: las noches tórridas, con mínimas de 25ºC o más, son ahora 10 veces más frecuentes que que en el año 1984 en las 10 capitales más pobladas, según el estudio, lo que ha supuesto un aumento del estrés térmico para aproximadamente un 20% de la población española.

Desde 1984, en España han disminuido los días de ola de frío un 25%, mientras que se han duplicado los días en los que se rebasa el umbral de temperatura de ola de calor.

¿Qué es más peligroso: el frío o el calor?

Tanto el frío como el calor extremos pueden afectar negativamente a nuestra salud, aunque de distinta forma. Los episodios de calor afectan sobre todo a personas con riesgo cardiovascular, mientras que con olas de frío además se producen complicaciones de tipo respiratorio.

Los grupos más vulnerables ante las temperaturas extremas son los ancianos, los niños y enfermos crónicos, junto con personas que viven muy expuestas a las inclemencias meteorológicas.

Según este estudio, un día que cumple el requisito de ola de frío, de media sube la mortalidad 3,5 personas por provincia en España. En el caso de un día con ola de calor la mortalidad sería de unas 3 personas por encima del promedio. Es decir, aumenta ligeramente más la mortalidad con olas de frío que con olas de calor.