Secciones

Actualidad Las olas de calor serán cada vez más frecuentes e intensas

El cambio climático traerá olas de calor cada vez más intensas y frecuentes, además de veranos más largos y menos precipitaciones en nuestro país.

Durante este mes de junio hemos vivido una ola de calor histórica que elevó las temperaturas hasta cifras que batieron récords. Tal fue la intensidad del calor, que este mes de junio ha sido declarado el más caluroso en Europa y a nivel global desde que se tienen registros.

Según Copernicus Climate Change Service Las temperaturas medias en Europa se situaron 2ºC por encima de los baremos normales (1981-2010), por lo que este mes de junio es el más caluroso del que se tiene constancia. Los datos históricos también muestran que la temperatura media en Europa de junio de 2019 fue en torno a 3ºC superior a la de hace al menos 150 años.

Ante estos datos, es normal que surja la pregunta: ¿tendremos más episodios de este tipo? ¿Serán los veranos cada vez más cálidos en nuestro país? La respuesta es afirmativa en ambos casos.

La realidad es que las olas de calor serán mas frecuentes e intensas en un futuro.

Según el último informe publicado por la Agencia Estatal de Meteorología, la frecuencia de ocurrencia de estos fenómenos es 10 veces superior que a principios de siglo, pasando de una cada 30.7 años a una cada 3.7 años. Además, las masas de aire llegan 1.3ºC mas recalentadas que hace cuarenta años.

Las proyecciones climáticas en todos los escenarios nos indican que seguiremos teniendo olas de calor con más frecuencia y en las que las temperaturas serán especialmente elevadas.

Solo hay que recordar la ola de calor del año 2015, la más larga en nuestro país, con 26 días de duración; o a la de 2017, un verano en el cual se alcanzó la temperatura más alta jamás registrada en España, con 46.9ºC en el aeropuerto de Córdoba; y por supuesto, la más fatídica, la de 2003, que dejo más de 70.000 fallecidos en toda Europa.

Pero además de olas de calor, sabemos que los veranos se están alargando: unos 9 días por década desde los años 80, de modo que ahora el verano dura 5 semanas más y seguirá así en las próximas décadas.

La temperatura media en España, en el peor de los escenarios podría ascender hasta casi 6ºC, algo poco sorprendente si tenemos en cuenta que los últimos 3 de los 4 veranos más cálidos se han registrado en los últimos 4 años.