Secciones

Actualidad, Cambio Climático Las olas de calor a nivel regional van en aumento

Dependiendo de la zona han aumentando de promedio entre 1 y 4.5°C cada década

Las olas de calor se están convirtiendo en un fenómeno cada vez más habitual en muchas zonas del planeta. Recientemente, se ha realizado una primera evaluación exhaustiva de las olas de calor a nivel regional. Los resultados del estudio presentado por científicos del centro Australiano para la investigación de climas extremos, muestran que en casi todo el mundo, las olas de calor han aumentado en frecuencia y duración desde la década de 1950.

Para cuantificar ese aumento de las olas de calor, Sarah Perkins, principal investigadora del proyecto y su equipo, han creado una nueva métrica llamada ¨calor acumulativo¨, un valor que revela exactamente cuánto calor se acumula en las olas de calor individuales y en las estaciones. Como era de esperar, esos valores también han ido aumentando con el paso de los años. Por ejemplo, en la peor temporada de olas de calor de Australia, se han experimentado 80°C adicionales de calor acumulativo en todo el país. En Rusia y el Mediterráneo, sus estaciones más extremas han sumado en torno a 200°C o más de calor.

El calor acumulativo estacional más elevado (suma de anomalías en relación con el percentil 90 del calendario) (a) el año en que se produce este valor (b) tendencias de década en el cambio porcentual del calor acumulado (c) los días de olas de calor (d) la anomalía promedio de un día de olas de calor (e) tendencia decadal respectiva (f). Todos los valores calculados para el conjunto de datos de la observación global de Berkeley Earth, entre 1950-2017.

Según Perkins, ¨no solo hemos vivido más olas de calor en todo el mundo en los últimos 70 años, sino que además esta tendencia se ha acelerado¨. El calor acumulado muestra una aceleración similar al del número de olas de calor. En global han aumentando de promedio entre 1 y 4.5°C cada década, pero en algunos lugares, como Oriente Medio y otras zonas de África y América del Sur, la tendencia al alza es de hasta 10°C por década.

En los últimos 70 años las olas de calor se han acelerado y son más intensas

El estudio también ha servido para identificar que los impactos de la variabilidad climática natural en las olas de calor, pueden ser grandes a nivel regional. Esta variabilidad puede desvirtuar la tendencia de las olas de calor, por lo que las comparaciones a nivel regional de menos de unas décadas, generalmente no son fiables

Ola de calor en julio 2019. Fuente: Copernicus Climate Change System

Para detectar cambios visibles de la tendencia de las olas de calor, hay que basarse en datos que usen intervalos de varias décadas. En el estudio realizado, el rango de datos de temperatura se extiende desde 1950 hasta 2017, y los resultados correspondientes son claramente visibles en cuanto al aumento de olas de calor se refiere.

Lo que parece no influir es si estos cambios son rápidos o lentos, y también parece inevitable, que las naciones menos desarrolladas, las más vulnerables, serán también las más afectadas por el calor extremo. 

Las naciones menos desarrolladas, las más vulnerables, serán también las más afectadas por el calor extremo

Los científicos que estudian desde hace décadas el calentamiento global y como este afecta a nuestro cambiante clima terrestre, han pronosticado este escenario durante mucho tiempo. Entre sus predicciones de calentamiento global existía una clara tendencia que implicaba un considerable aumento de las olas de calor. Ahora las estamos viviendo.

Ahora ya sabemos más sobre el dramático cambio que han experimentando las olas de calor región por región durante los últimos 70 años. El rápido aumento del número de estos eventos, deja claro que el calentamiento global es ya parte de nuestro día a día y que en las próximas décadas se seguirá acelerando.