Secciones

Cambio Climático Las noches tropicales son cada vez más frecuentes en España

El aumento térmico a nivel global es más intenso de noche que de día

El planeta se calienta pero parece que lo está haciendo más de noche que de día. Son muchas las regiones, donde las noches tropicales, aquellas en las que el mercurio no baja de los 20 grados, empiezan a ser cada vez más frecuentes. 

Un reciente estudio concluye que en algunas zonas del mundo, las temperaturas diurnas han aumentado de forma considerable mientras las mínimas casi no han cambiado. Sin embargo, un análisis más global, muestra que el aumento de la temperatura media por la noche, es 0.25oC más alta que la de día. 

El aumento de la temperatura media por la noche, es 0.25oC más alta que la de día

Un aumento de una fracción de grado puede parecer poca cosa, pero los expertos resaltan que esos aumentos progresivos de temperatura, pueden acabar teniendo un gran impacto sobre los humanos pero también en la ecología. Las especies que suelen ser más activas de noche, serán sin las más afectadas por ese aumento térmico

A medida que se calienta el planeta, la atmósfera atrapa más energía cerca de la superficie terrestre. Con más calor, el aire contiene más vapor de agua que acaba formando nubes. De día, una mayor manto de nubes ayuda a reflejar radiación refrescando el ambiente. De noche, sin embargo, el proceso se revierte y las nubes actúan como una manta, atrapando más energía de la que emite la superficie

De noche las nubes ayudan a potenciar la frecuencia de noches tropicales.

Los cambios de temperatura entre día y noche, también podrían tener un gran impacto sobre las precipitaciones que habitualmente se registran, algo que a la larga afectaría el crecimiento de algunas plantas. Algunos estudios van más allá para mostrar que el aumento térmico nocturno genera un clima más lluvioso. Es algo que a la larga también puede cambiar la manera en la que interaccionan insectos y mamíferos con ellas. 

El Mediterráneo lugar cada vez más frecuente de noche tropicales

Cada vez resulta más complicado conciliar el sueño durante los meses de verano en muchas zonas próximas al cálido Mediterráneo. Para que la temperatura no baje de los 20 grados, se juntan una serie de factores:

La presencia de una masa de aire cálida, muchas horas de insolación y evaporación, unas temperaturas de la superficie del océano elevadas y vientos flojos o en calma, son ingredientes que pueden contribuir a subir la temperatura

Mapa mostrando los lugares de la península y Baleares donde las noches tropicales son más frecuentes. Fuente: AEMET

Canarias es la comunidad que más noches tropicales registra al año con 92. Dentro de las islas, la pequeña isla de El Hierro, tiene más que cualquier otra zona con 128. En lo alto de la lista también están localidades como Cádiz, Melilla, Almería o algunas zonas de las islas Baleares. En general el Mediterráneo experimenta bastantes más noches tropicales que otras zonas de Europa. 

Canarias es la comunidad que más noches tropicales registra al año con 92

El Cambio Climático hará que las noches tropicales sean más frecuentes aún

España es dentro de Europa, uno de los países más vulnerables al aumento de las temperaturas. Entre otras cosas, el calor hace peligrar la rica biodiversidad. También nuestros suelos pueden desertificarse cada vez más.

Desde el inicio de este siglo, hemos registrado un mayor número de olas de calor que a su vez han sido más intensas y duraderas. De hecho, las predicciones de la agencia estatal de meteorología (AEMET) apuntan a que en España, el número de noches tropicales aumentará hasta un 30 por ciento para el final de este siglo. 

El número de noches tropicales aumentará hasta un 30 por ciento para el final de este siglo

Durante los últimos 75 años ese valor ya se ha multiplicado por cuatro y la principal causa es la acción humana, con la incorporación de un mayor volumen de gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera. Es un escenario que se produce con más frecuencia en nuestras grandes ciudades, donde la isla de calor urbano sumado a la escasa circulación de aire hace que las temperaturas nocturnas no acaben de bajar.

Las temperaturas nocturnas se están convirtiendo en una pesadilla para un amplio sector de la población, sobre todo si no disponemos de la tecnología adecuada para enfriar el aire. Si ese es tu caso, puedes darte una ducha tibia o fría antes de acostarte, meter los pies en agua fría, introducir una botella de agua congelada en la cama, utilizar sábanas de algodón, cenar ligero y acordarte de ventilar la casa solo durante las horas más frescas del día.